Aumentan a cuatro los fallecidos por la explosión en la calle Toledo de Madrid

Explosión en la Calle Toledo de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El balance de fallecidos por la explosión registrada la tarde del miércoles en el centro de Madrid ascendió a cuatro después de que uno de los heridos, un sacerdote de 36 años de edad, perdiera la vida durante la madrugada.

«A las tres víctimas mortales confirmadas por la tarde se sumó, ya pasada las 1:30 horas de la madrugada, el joven sacerdote Rubén Pérez Ayala, de 36 años, que había sido trasladado al hospital por las heridas», informó la Archidiócesis de Madrid a través de un comunicado.

La deflagración se produjo en las plantas superiores de una residencia sacerdotal por una fuga de gas mientras un feligrés –electricista de profesión, también fallecido en la explosión– trabajaba en la caldera del edificio para tratar de repararla.

Los otros dos fallecidos son viandantes que se vieron afectados por la lluvia de cascotes a causa de la explosión, que voló las plantas superiores del edificio.

El suceso dejó además otras diez personas heridas de carácter leve, tres de las cuales tuvieron que ser trasladadas a centros hospitalarios.

Pese a tener que lamentar víctimas mortales, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, calificó como un «milagro» que el calibre de la tragedia no fuera todavía mayor, ya que el inmueble colinda con un colegio cuyo patio quedó lleno de escombros.

Por fortuna, los niños no salieron al recreo en todo el día por las condiciones climatológicas en Madrid, lo que evitó una desgracia mayor.

«Es duro decirlo cuando ha habido fallecidos, pero es cierto que esta tragedia podría haber tenido una magnitud mayor. El patio [del colegio] está absolutamente lleno de escombros. Podría haberse dado una tragedia gigantesca», dijo Almeida.

Junto a la residencia sacerdotal se encuentra también un centro geriátrico, pero ninguno de sus residentes resultó herido.

Una vez extinguido el incendio causado por la explosión, los trabajos de los bomberos se centrarán este jueves en derrumbar de forma controlada las plantas más afectadas del inmueble.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA