Así es el movimiento ‘antitrabajo’ que pone patas arriba el mercado laboral en EEUU

Trabajadores

Trabajadores

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La pandemia ha traído consigo cambios sociales que parecerían inimaginables hace no tanto tiempo. Y entre ellos, uno que está empezando a atraer cada vez más atención en EEUU es el movimiento ‘antitrabajo’, que aboga por esforzarse lo menos posible en el trabajo ante la desilusión por el mercado laboral actual.

El foro de Reddit ‘r/antiwork’ no ha parado de crecer en los últimos meses. Su número de miembros ha pasado de 180.000 en octubre de 2020 a 1,6 millones este mes después de que la crisis del coronavirus haya llevado a muchos a reevaluar sus carreras.

Un gran número de estadounidenses renunció a su trabajo el año pasado, incluidos 4,5 millones en noviembre, según se hace eco Financial Times a partir de datos del Departamento de Trabajo. Se trata de la mayor ‘tasa de abandono’ desde que el departamento comenzó a registrarla en 2001.

Los datos muestran que muchos trabajadores probablemente dejaron sus empleos tras recibir mejores ofertas. Pero la tasa de participación de la población activa se ha estabilizado por debajo de los niveles anteriores a la pandemia, lo que indica que algunos trabajadores todavía no han vuelto a la población activa a pesar de las ofertas de empleo récord. Es posible que muchos se centren en sus responsabilidades como cuidadores, o que teman contraer el Covid-19. Y otra opción es que se hayan desilusionado con las oportunidades de empleo convencionales durante la pandemia.

El número es suficiente para que Goldman Sachs advirtiera en una nota de investigación de noviembre que el movimiento antitrabajo suponía un “riesgo a largo plazo” para el mercado laboral.

“Creo que hay muchas puestos que no tienen ningún sentido, que no tienen que existir”, señala a FT Doreen Ford, una de las pioneras del movimiento y moderadora en el foro de Reddit. “No hacen más que empujar papeles sin una buena razón. Realmente no ayuda a nadie”.

Los ‘ociosos’ o ‘holgazanes’ (idlers en inglés), como se autodenominan los miembros del movimiento antitrabajo, creen en gran medida que la gente debe esforzarse por trabajar lo menos posible y, preferiblemente, por sí misma. Muchos de los que han dejado de trabajar dicen que dirigen sus propias microempresas, como Ford, o trabajan el menor número de horas posible en empleos a tiempo parcial para sobrevivir. Algunos aceptan compañeros de piso o asaltan los contenedores de basura en busca de comida para reducir su coste de vida, según Ford.

El antitrabajo apareció por primera vez en Reddit en 2013. Una encuesta de casi 1.600 miembros del ‘subreddit’ administrada por sus moderadores reveló que eran mayoritariamente hombres y con sede en Norteamérica. No obstante, la mitad de los encuestados dicen que siguen teniendo trabajos a tiempo completo.

Los economistas afirman que es casi imposible medir cómo han influido las actitudes cambiantes sobre el trabajo en las tendencias del mercado laboral, pero que los cambios culturales podrían ayudar a explicar algunas de las peculiaridades del mercado. Grandes empresas como Tyson Foods o FedEx se quejan de que no pueden encontrar suficientes trabajadores a pesar de la subida de los salarios.

Al mismo tiempo, una oleada de huelgas el pasado otoño llevó a muchos trabajadores a presionar para obtener mejores beneficios tras años de salarios estancados y el temor a los riesgos sanitarios añadidos a sus puestos de trabajo durante la pandemia. Los ‘ociosos’ incluso se involucraron en algunas de esas acciones, presentando miles de solicitudes falsas en un sitio web de contratación que Kellogg’s creó para sustituir a los trabajadores en huelga en sus plantas de cereales.