Así es el futuro PSOE que defienden Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López

Debate PSOE Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El próximo domingo la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, el exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez, y el exlehendakari Patxi López se medirán en unas primarias de las que saldrán el nuevo líder del partido. Y lo harán presentando tres ideas sobre cómo debe ser el futuro de la formación del puño y la rosa.

La duración de las gestoras, las consultas a la militancia sobre la elección del nuevo líder o los acuerdos de gobierno, así como si establecer o no un sistema de doble vuelta en las primarias son algunas de las cuestiones que estos tres aspirantes abordan en los programas de sus candidaturas. Eso sí, cada uno a su manera.

Susana Díaz: regular las consultas y nueve meses de gestora

La presidente de Andalucía ha sido la última en presentar su programa para liderar el PSOE. En plena recta final de las primarias y en un acto de puro trámite, la socialista desveló las líneas generales de su candidatura. Díaz aboga por regular la organización de consultas a la militancia si así lo proponen órganos colectivos o “un porcentaje significativo” de la militancia, para preguntar sobre la elección o una moción de censura a la secretaría general, acuerdos de gobierno postelectorales o cualquier cuestión que apruebe el Comité Federal o un “porcentaje significativo” de la militancia.

Asimismo, quiere limitar la duración de la gestora a nueve meses, que serán los que cumpla la actual Comisión Gestora que encabeza Javier Fernández cuando se celebre el Congreso Federal el próximo junio.

Respecto a las alianzas, la responsable de la Junta andaluza sostiene que hay que establecer “alianzas estratégicas y de progreso con el conjunto de la sociedad” y una “interlocución sistemática con las organizaciones sociales”. Para ello se incorporará lo que llama una Secretaría Social que “impulse la relación y la acción conjunta del PSOE y las organizaciones sociales”.

La definición de los derechos y deberes de los afiliados y afiliadas en la red y la necesidad de establecer un código ético, así como la recuperación del Instituto Jaime Vera para formar a las bases, son otras de las iniciativas que se incluyen en este documento de 45 páginas.

Junto a esto destaca la creación de la Oficina Ética para “luchar contra la corrupción dentro del PSOE, promover un ejercicio político ético, dignificar el ejercicio de la política e impulsar el respeto a la democracia interna” y la rendición de cuentas por parte de todos los cargos públicos y orgánicos de manera periódica, aunque evita poner plazos.

Pedro Sánchez: acuerdos de gobierno, en manos de la bases

El que fuera líder del PSOE no se hizo tanto de esperar como Díaz y presentó su proyecto ‘Por una nueva socialdemocracia’ a finales de febrero. Durante estos meses los militantes han podido conocer al detalle un documento que incluye que la revocación o censura de un Secretario General “requerirá ser motivada y acordada por un mínimo del 51% de votos del Comité Federal u órgano equiparable a otro nivel territorial y deberá ser aprobada por la militancia en una consulta”. En caso de que ser ratificada esta decisión por parte de la bases, una gestora tomaría las riendas del partido. Eso sí, por un plazo máximo de 90 días y limitando sus decisiones a la gestión de la organización del partido, “sin comprometer con su actuación la política o el funcionamiento más allá del periodo de su mandato”.

Y no quiere más episodios como el vivido el año de pasado de dimisiones en bloque. “Las dimisiones que puedan producirse de miembros de la Comisión Ejecutiva Federal no llevarán, en ningún caso, al cese de los demás componentes de dicha Comisión, ni a la convocatoria automática de un Congreso Federal”.

Pedro Sánchez también defiende que todos los cargos electos del PSOE rindan cuentas al menos una vez al año de su gestión a los ciudadanos y defiende la rehabilitación pública de un dirigente público socialista investigado o que ha renunciado con antelación y que “posteriormente se demuestra que era ajeno a cualquier práctica incorrecta, o resultara inocente ante la Justicia de una acusación”.

Para el exsecretario general del PSOE la militancia es la “columna vertebral del partido”. De ahí que señale que hay que incluir en los estatutos la obligatoriedad de consultar a la militancia los acuerdos de gobierno, “dejando la regulación por parte del Comité Federal de otros asuntos de especial trascendencia”.

El regreso de la Jaime Vera también aparece en el documento de la candidatura de Sánchez, así como fijar un Código de redes “a compartir y asumir por toda la militancia socialista” para que se usen las redes sociales “en base a principios de veracidad, respeto mutuo, participación constructiva y máxima concordia”.

Las primarias para elegir al secretario general, ya sea federal, autonómico, provincial o de agrupaciones, se harían a doble vuelta si se presentaran más de dos candidatos y pasarían a la segunda vuelta los dos primeros, según el proyecto presentado por Pedro Sánchez. Eso sí, manteniendo los avales, aunque con un máximo y un mínimo en función de los afiliados.

Los candidatos que se presenten a estas primarias y tengan puestos orgánicos, quedarían suspendidos de sus cargos durante los procesos de primarias. Todo un mensaje la presidenta andaluza.

Patxi López: colaboración leal y nada de oposición interna

El exlehendakari defiende un PSOE que apueste por la “integración real y leal”. Es decir, la candidatura que gane estas primarias “contará con todos los militantes para desarrollar su labor, hayan votado lo que hayan votado”. Asimismo, las candidaturas que no hubieran ganado “se comprometerán a colaborar lealmente en las tareas de la nueva dirección, renunciando a organizar una oposición interna sistemática”.

Además, plantea instaurar una Convención anual de Balance y Estrategia, “para que toda la militancia debata y plantee enmiendas en todos los niveles orgánicos sobre un documento elaborado al respecto por la Comisión Ejecutiva Federal” y consultas directas a las bases.

Para el también expresidente del Congreso los militantes deben decidir de forma directa la elección del secretario general y la presentación de una moción de censura con el líder, los acuerdos o coaliciones de gobierno, las revisiones del programa electoral o cualquier cuestión propuesta por la mayoría del Comité Federal o por el 20% de la militancia.

Sobre las primarias, López quiere prescindir de los avales en una primera vuelta y fijar una segunda vuelta definitiva entre los dos candidatos más votados. Y una vez elegido o elegida, solo podrá ser removido de su cargo por la misma militancia en votación de censura, a propuesta del Comité Federal, o de confianza, a propuesta del propio secretario general, sostiene el documento presentado en marzo por el exlehendakari.

Sobre la gestora, asegura que este órgano no debe durar más de seis meses.

La reapertura del Centro de Estudios Jaime Vera y la elaboración y aplicación de un Código de Redes a compartir con toda la militancia socialista son otras de las ideas de López para el futuro PSOE.