Argelia amenaza con romper el contrato de gas si parte de lo que envía a España se deriva a Marruecos

Banderas de Argelia

Banderas de Argelia

Argelia ha advertido este miércoles al Gobierno de que romperá el contrato de suministro de gas a España si parte de lo que envía al país es derivado a otro destino, en referencia a Marruecos, en virtud del compromiso para ayudar al reino alauí a regasificar Gas Natural Licuado (GNL) y enviarlo de vuelta a territorio marroquí.

La advertencia ha llegado por boca del ministro de Energía, Mohamed Arkab, quien ha recibido un correo electrónico de la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, para informarle de que España va a proceder a autorizar el flujo inverso del Gasoducto Magreb Europa (GME) por que el Argelia abastecía a la península vía Marruecos hasta el pasado noviembre, cuando procedió a su cierre.

En un comunicado de su departamento, recogido por la agencia oficial APS, Arkab ha dejado claro que si parte del gas natural enviado por Argelia a España tiene un «destino que no es otro que el previsto en los contratos» entonces se considerará como «un incumplimiento de los compromisos contractuales y, por consiguiente, podría desembocar en la ruptura del contrato que liga a Sonatrach con sus clientes españoles».