Air Europa: ¿ruptura total o nuevo acuerdo entre IAG y Globalia?

Air Europa

Air Europa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El futuro de Air Europa sigue en el aire después de que ayer IAG anunciase “conversaciones avanzadas” con Globalia para rescindir el acuerdo de adquisición de la aerolínea. Una de las opciones que ganan más peso es que ambas compañías estén buscando un pacto de menor calado que eluda la supervisión de la Comisión Europea y que reduzca las concesiones de Competencia.

De acuerdo con lo que publican algunos medios, la intención de IAG y Globalia es romper el acuerdo firmado en 2019 y sustituirlo por otro con cambios en las condiciones (precio, plazos, condiciones de pago) y bajo la supervisión, a ser posible, de la CNMC y no de la Comisión Europea. También el Gobierno español estaría a favor de que se firmara un nuevo acuerdo, con objeto de evitar la posible caída de Air Europa y convertir a Madrid-Barajas en un gran centro capaz de competir con los mayores de Europa.

La rescisión del acuerdo inicial no debería sorprender al mercado después de que Luis Gallego, consejero delegado de IAG, afirmara recientemente que era “más pesimista” en cuanto a que se cerrara la operación, señalan en una nota los analistas de Renta 4, que creen que la presión para ceder rutas atractivas y el estallido de Ómicron, que retrasará la recuperación del tráfico, habrían precipitado esta decisión.

“Creemos que la decisión de negociar la rescisión del acuerdo responde a varios factores que han ido complicando la viabilidad de la operación, especialmente en los últimos meses”, apuntan. Por un lado, “las exigencias regulatorias de la Comisión Europea en forma de cesión de rutas y frecuencias provocaba que la operación fuera perdiendo atractivo en términos de rentabilidad y captura de sinergias”. Por otra, “la presión financiera que esta operación sometía a IAG era elevada en un entorno en el que la recuperación del tráfico es todavía incipiente y se va a ver ralentizada por la llegada de Ómicron.

Renta 4 recuerda que IAG habría tenido que devolver los 615 millones que Air Europa recibió en 2020 y los fondos adicionales que seguramente ésta aerolínea necesite en los próximos meses. Aparte, habría tenido que pagar, seis años después del cierre de la operación, el importe acordado con los dueños de Air Europa, ahora 500 millones aunque “creemos que en todo caso se habría revisado a la baja”.

“Aunque consideramos que la operación tiene un gran sentido estratégico y habría podido haber contribuido significativamente al grupo IAG en los próximos años, vemos razonable que la directiva abandone el proyecto inicial bajo las circunstancias actuales”, señalan los analistas de Renta 4. “Estaremos pendientes de ver si la rescisión del acuerdo inicial finiquita la adquisición o si se da paso a otro acuerdo con nuevas condiciones y con menor presión por parte de las autoridades regulatorias”. “Esta última opción podría ser positiva para IAG y su cotización”, avisan.

Las acciones de IAG, que ayer se anotaron una caída de un 4,5%, rebotaban hoy un 1,65% en el Ibex 35 hasta alcanzar los 1,51 euros. En el acumulado del año, los títulos caen aproximadamente un 15%.