Cataluña

Aguirre critica la “actitud cobarde” de los independentistas y pide acabar con el “odio a España”

La expresidenta madrileña rompe su silencio en un artículo en el ABC sobre la declaración de independencia y la aplicación del 155.

Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid
Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha roto su silencio sobre la declaración de independencia proclamada de manera unilateral en el Parlament de Cataluña y la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Y lo ha hecho desde el ABC. La veterana dirigente popular se firma un artículo de opinión en este diario en el que carga contra los diputados independentistas, a los que recrimina su “actitud cobarde”, y llama a “acabar con el odio a España”.

Bajo el título ‘Declaración de impotencia’ Esperanza Aguirre recuerda que la suma de las candidaturas de Junts pel Sí y las CUP en las últimas elecciones catalanas representaron el 35,6% de los votos. Un porcentaje que sube hasta el 47,8%, “si nos referimos sólo a los 4.130.196 que sí fueron a votar”, ya que la participación no llegó al 75%, “lo que quiere decir que una cuarta parte de los catalanes se quedó en su casa, pese a que los independentistas plantearon esas elecciones con un carácter casi plebiscitario”.

Dicho esto, la expresidenta autonómica señala que el pasado viernes “unos diputados regionales, que representan a ese escueto 35,6% de todos los ciudadanos, han proclamado la independencia de una región de España, que lleva unida geográfica, económica, social y políticamente al resto de regiones españolas desde los años en que Hispania era una provincia del Imperio Romano, ¡va para más de dos mil años!

Pero “lo más sorprendente y significativo” de la votación del viernes en el Parlament, continúa Aguirre, “es que esos diputados, capaces de votar una resolución que pretende acabar con siglos de historia, no han querido que sus nombres figuren en el acta de esa resolución”. Esta renuncia “a que la Historia de los siglos venideros se acuerde de ellos no se ha producido por humildad, sino porque todos ellos han comprendido que había llegado la hora de la verdad”, destaca la ‘lideresa’, que afirma que demuestra que “la fiesta se ha terminado”.

Hasta ahora hablar de independencia, “manipular las instituciones, los medios de comunicación y las conciencias de los niños” les “había salido gratis”, pero esto ha llegado a su fin, sostiene Esperanza Aguirre en este artículo.

La negativa de los “golpistas a que las generaciones venideras conozcan sus nombres”, así como “las autoridades legítimas de una vieja y gran Nación como España”, pone de manifiesto una “actitud cobarde” por parte de los diputados independentistas ante “una declaración de impotencia y de falta de confianza en lo que votaban”.

La reacción del Gobierno, con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos, es “el primer paso para restaurar, de una vez, el orden constitucional en Cataluña, lo que es lo mismo que decir en toda España”, asegura la dirigente popular.

Una recuperación de la Ley que “debe ir acompañada por todo tipo de actuaciones políticas, administrativas, culturales, mediáticas y hasta eclesiásticas para restaurar la convivencia en paz dentro de la sociedad catalana”. Para Aguirre, esto significa que “todos los esfuerzos de los demócratas tienen que ir dirigidos para acabar con el odio, con ese odio a España y a los demás españoles que se ha inoculado en varias generaciones de escolares, con ese odio al otro más cercano, que son los catalanes no independentistas, que somos los demás españoles, que, además, en muchos casos, tenemos más raíces en Cataluña y en su cultura que muchos de los que gritan con odio contra nosotros”.

Más información