Acusaciones de pucherazo en las elecciones al Colegio de Enfermería de Madrid

Estetoscopio sanidad medico enfermeria enfermera

El Colegio de Enfermería de Madrid (Codem) celebra este miércoles elecciones para renovar su cúpula. Unos comicios rodeados de polémica. La existencia de una única urna para que voten las 55.000 enfermeras y enfermeros de la región colegiados ha desatado un aluvión de críticas. La larga cola para ejercer este derecho no ha tardado en verse. Y es que, incluso, hay gente que se ha tenido que ir sin poder votar. Algo ante lo que algunas voces ya hablan de “pucherazo”.

Así lo denuncia la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), que ha acusado al Codem de convocar estos comicios “con claro afán de obstruir su participación”. Según explica en una nota, la mesa electoral se ha abierto a las 10 horas con una única urna electoral y a las 12 de la mañana ya había una cola “con miles de enfermeras” que daba la vuelta a toda la manzana. La espera para poder votar superaba las dos horas, destaca.

Ante esto, lamenta, “son muchas las enfermeras que están viendo coartado su legítimo derecho del voto, teniéndose que marchar a su puesto de trabajo sin poder votar”.

“Se ha pedido a la Junta de Gobierno y al gabinete jurídico del Codem que habiliten más mesas electorales para agilizar el voto y que puedan votar todas las enfermeras y lo han desestimado”, critica la AME.

Esta asociación reclama a los “poderes públicos que tomen cartas en el asunto” ante lo que califica como un “escandaloso ataque a la democracia” dentro del Colegio, al que estos profesionales están obligados a pertenecer para ejercer su profesión. En su opinión, se trata de un “pucherazo”.