Activistas de Extinction Rebellion bloquean la mayor refinería de petróleo del Reino Unido

Instalaciones de Exxon Mobil

Instalaciones de Exxon Mobil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una quincena de miembros del movimiento ecologista Extinction Rebellion, entre ellos los atletas olímpicos Etienne Stott y Laura Baldwin, bloquearon esta mañana la mayor refinería de petróleo del Reino Unido, situada en Fawley y perteneciente a la multinacional ExxonMobil.

«Los activistas de Extinction Rebellion allanan y bloquean la refinería de petróleo de ExxonMobil en Fawley, la más grande del Reino Unido, que produce 270.000 barriles de petróleo crudo al día y que realizar el 20% del suministro nacional», publicó el movimiento en su cuenta de Twitter.

Los protagonistas de la protesta, organizada de cara a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) que tendrá lugar a principios de noviembre en Glasgow, Escocia, exigen al gobierno británico que «actúe ya y pare de inmediato todas las nuevas inversiones en combustibles fósiles».

Mientras algunos activistas cortaban la valla electrificada del recinto, la velerista Laura Baldwin y el piragüísta Etienne Stott se ataban con cadenas a la lancha rosada de Extinction Rebellion, con la pintada «Act Now» en la borda, para bloquear la entrada principal a la refinería.

Stott, campeón olímpico de los Juegos de Londres 2012 en la modalidad de C2, dijo que un reciente programa de televisión, «Joe Lycett vs The Oil Giant», le hizo «comprender lo deshonestos que son esos gigantes del combustible fósil» y le motivó a embarcarse en la acción de hoy «para poner de relieve la corrupción y ejercer presión si es necesario».

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) señaló este jueves que el gasto en energía limpia representa hoy apenas un 3 por ciento de los 16,9 billones de dólares que los gobiernos a lo largo del mundo han destinado para programas de recuperación económica tras la pandemia. Si bien esa inversión ha crecido desde el 2 por ciento de julio pasado, aún deja las emisiones globales de dióxido de carbono en una trayectoria ascendente, con el año 2021 marcando el segundo aumento más grande de la historia.