24 horas ‘chanantes’ cierran una semana negra para la libertad de expresión

Pep Guardiola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las últimas 24 horas han resultado tan ‘chanantes’ que cierran la semana laboral con ganas de reír por no llorar. Al menos así se sienten miles de españoles, que han compartido en redes sociales su asombro por los últimos dos acontecimientos: el registro del avión privado de Guardiola y la confusión de un vecino de Torrejón de Ardoz, que creyó ver a Carles Puigdemont, en vez de a Joaquín Reyes.

El miércoles parecía que la semana no daba para más. Un rapero (Valtonyc) condenado a tres años y medios de cárcel por “enaltecer el terrorismo” e injuriar a la Corona, el embargo de un libro (‘Fariña’, Libros del KO) que relaciona a un exalcalde del PP gallego con el narcotráfico y la retirada de ARCO de una exposición fotográfica que incluye a Oriol Junqueras, entre otros, bajo el epígrafe “preso político”.

Sin embargo, el destino tenía preparado un bonus track que, paradójicamente, refleja el estado en el que se encuentra parte de la sociedad española. Un vecino de Torrejón de Ardoz confundió al humorista Joaquín Reyes con Carles Puigdemont y decidió llamar a la policía.

Reyes se encontraba en el Parque Europa de la localidad madrileña grabando una parodia del president cesado de la Generalitat para el programa El Intermedio de La Sexta. Para ello, el humorista se había disfrazado de Carles Puigdemont. Varios coches de policía se acercaron al lugar tras la llamada del vecino y repararon en que aquel hombre con bufanda amarilla era Joaquín Reyes.

Unas horas después, este viernes por la mañana, la Guardia Civil ha registrado el avión privado de la familia Guardiola en el Aeropuerto-El Prat. Según informan varios medios, la Benemérita ha realizado esta inspección dentro del operativo dispuesto para detener a Carles Puigdemont, residente en Bélgica y poseedor de orden de detención si pisa suelo español.