www.elboletin.com

BBVA AM ve la Bolsa europea tan atractiva como la estadounidense

Bolsa de Madrid
Ampliar
Bolsa de Madrid (Foto: Jaime Pozas)

Los estrategas de BBVA Asset Management consideran que el crecimiento del beneficio por acción de las empresas de los mercados desarrollados rondará el 10% en 2018 y 2019.

En un escenario esperado de moderado pero sólido crecimiento global para 2018, las bolsas son el activo financiero con mayor atractivo para el año que viene. Esta es una de las principales conclusiones de la visión de mercados 2018 elaborada por el equipo de Estrategia Global de BBVA Asset Management.
Los estrategas de BBVA AM consideran que el crecimiento del beneficio por acción de las empresas de los mercados desarrollados rondará el 10% en 2018 y 2019, y apuntan varios motivos: una expansión económica moderada; unos tipos subiendo pero de forma progresiva; una confianza empresarial y de las familias elevada; un dólar en rango frente a muchas divisas, y un petróleo estable sin riesgo de desplome.

“Aunque desde un punto de vista estructural preferimos los mercados emergentes a los desarrollados, de cara a 2018 nos mantenemos neutrales”, afirma Joaquín García Huerga, director de Estrategia Global de BBVA Asset Management.

Los estrategas ven la bolsa estadounidense tan atractiva como la europea, por la calidad de sus empresas, porque la rebaja de impuestos en EEUU puede impulsar los beneficios y porque a igualdad de pesos sectoriales las valoraciones son muy parecidas.

“En resumen, 2018 debería ser otro año bueno para las bolsas si se cumple nuestro escenario general”, señala el estratega global de BBVA AM. “Contamos con un crecimiento global estable y crecimientos de beneficios del 10%. Las valoraciones ya son elevadas y las bolsas deberían subir en línea con los beneficios”, añade.

En cuanto a la deuda pública en los mercados desarrollados, BBVA Asset Management no ve especial valor, entre otras cosas porque “la escasez de papel, como consecuencia de la reducción de las emisiones netas de deuda de los gobiernos del G4 y las compras de los bancos centrales no se van a repetir en 2018”, apunta García Huerga. “Nuestras previsiones de tipos para 2018, con una tendencia moderadamente al alza en la deuda ‘core’, descansan en la evolución de la inflación (más alta en la segunda mitad del año) y en el proceso de normalización de la política monetaria”.

BBVA AM estima retornos ligeramente positivos en los bonos de EEUU a 10 años y negativos en los de Alemania. Y rentabilidades negativas en los tramos más cortos de las curvas ‘core’.

En cuanto al crédito, los fundamentales siguen siendo sólidos por los crecimientos de beneficios, con tasas de impago a la baja y unas condiciones crediticias favorables tanto en EEUU como en Europa. No obstante, con unos diferenciales de crédito en mínimos y previsión de repunte de los tipos, los retornos estimados son muy bajos o incluso negativos tanto en EEUU como en Europa.

Por el contrario, BBVA Asset Management encuentra valor en la deuda de los países emergentes, con cupones más altos y margen de bajada de tipos en Brasil y México, por ejemplo.

Respecto a las divisas, la gestora de activos prevé estabilidad en el dólar a lo largo del año que viene.

“Recomendamos la construcción de carteras globales, equilibradas, diversificadas y con un control de riesgos muy metódico”. Para 2018 los inversores deben mantenerse dentro de su zona de confort de riesgo, sin asumir más del que les corresponde”, añade García Huerga.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.