www.elboletin.com

Vettel está de regreso: ¿cuál es el secreto de su resurgimiento?

Vettel está de regreso: ¿cuál es el secreto de su resurgimiento?
Ampliar

Con dos triunfos y un segundo puesto en tres carreras, Vettel lidera el campeonato con 68 puntos.

"¿Se puede beber en Pascua? Yo creo que sí", preguntaba extasiado Sebastian Vettel en el podio. El alemán desbordaba felicidad tras su victoria en el Gran Premio de Fórmula 1 de Bahréin y no era para menos.

Su triunfo el domingo en el desértico circuito Sakhir, la mejor carrera de la temporada para los analistas, lo consolidó como único líder del campeonato y supuso un nuevo golpe para Lewis Hamilton y Mercedes, avisados ya de que la competencia de Ferrari va en serio.

Con dos triunfos y un segundo puesto en tres carreras, Vettel lidera el campeonato con 68 puntos por los 61 de Hamilton. Una posición que mantendrá al menos por dos semanas más, cuando se dispute el Gran Premio de Rusia en Sochi.

Pero ¿cuáles son los secretos de este gran momento de Vettel?

El cambio de reglamento y el crecimiento de Ferrari

Nada hubiera sido posible en verdad sin el cambio de reglamento que introdujo la Fórmula 1 para la temporada 2017. Los nuevos coches, con neumáticos más anchos y más veloces en las curvas, le sentaron bien a Ferrari ya desde la pretemporada, en la que registró los mejores tiempos. El triunfo de Hamilton en China pareció haber devuelto la normalidad, pero en las calurosas condiciones de Sakhir las Ferrari se adaptaron muy bien y demostraron que están al nivel de las "flechas de plata". La escudería italiana, además, viene demostrando un sostenido crecimiento ya desde la temporada pasada. "Desde hace un tiempo llevamos haciendo bien las cosas", afirmó Kimi Raikkonen en el inicio de la temporada.

La confianza de Vettel

Con un coche a su nivel, Vettel luce pleno de confianza e ilusión y está pilotando como en sus mejores tiempos. Tuvo una gran largada en Bahréin, adelantando a Hamilton para tomar el segundo lugar, y luego no cometió errores en una carrera cambiante y alocada. "Ya a la mitad de la carrera estaba contento de pensar en volver a subirme al coche la próxima vez", dijo Vettel, feliz con su Ferrari. Tras cuatro títulos con Red Bull, el alemán quiere cumplir el sueño de ser campeón con su equipo favorito de la infancia.

Los errores de Hamilton

La contracara de Vettel es Hamilton, que cometió varios errores que le costaron el triunfo en Bahréin. El sábado no pudo lograr su séptima "pole" consecutiva y permitió que su compañero Valtteri Bottas comience por delante, lo cual terminaría siendo un problema. El británico reeditó además sus antiguos problemas en la largada y se vio sobrepasado por el alemán. Y para completar un fin de semana para el olvido, recibió una penalización de cinco segundos por haber bloqueado el paso del Red Bull Daniel Ricciardo durante una fase de "safety car". La orden de su equipo a Bottas para que lo deje pasar en el final le permitió terminar segundo. El piloto finlandés de Mercedes, a su vez, no pudo resistir la presión en Bahréin y demostró que aún está un escalón por debajo de Hamilton y Vettel.

La estrategia y el azar

Como siempre, la Fórmula 1 tiene un componente de estrategia y azar. La parada temprana en boxes terminó favoreciendo a Ferrari, que en Australia se había visto favorecida por un error de estrategia de Mercedes. Los ingresos del "safety car", imposibles de prever, también jugaron en favor de Vettel. Con los coches en un nivel parejo, estos detalles terminan siendo muchas veces decisivos. "Estamos todos muy cerca y seguirá así de parejo hasta el final de año. No será fácil", advirtió Toto Wolff, el jefe de Mercedes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.