www.elboletin.com

La lista de espera quirúrgica apenas mejora en el primer año del plan de choque de Cifuentes

Sala de operaciones
Sala de operaciones
La Comunidad de Madrid cierra 2016 con 516 pacientes menos en la lista de espera que en 2015, pero aumentando el tiempo de espera media para operarse.
Sala de operaciones
Sala de operaciones
En diciembre de 2015, el Gobierno de Cristina Cifuentes dio un paso al frente (y valiente): decidió desmaquillar las listas de espera quirúrgicas que había impulsado la Comunidad de Madrid bajo las órdenes de Esperanza Aguirre y de Ignacio González. Un año después, el plan de choque del Ejecutivo regional para reducir la cifra de pacientes esperando a operarse no ha logrado el impacto en cuanto a números se refiere.
 
Según los datos oficiales publicados por el Portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid, la región cerró 2016 con una lista de espera de 78.928 pacientes. Un guarismo que mejora levemente el último mes de 2015 cuando la cifra se asentaba en los 79.444 usuarios (516 menos) madrileños esperando ser intervenidos quirúrgicamente. No obstante, el fin de 2016 puede servir a la Consejería de Sanidad como referencia: se logró sacar de la lista a 2.193 personas en el arreón final del año.
 
A pesar de ello, la comparación interanual, tras un año de subidas y de bajadas donde en septiembre se tocó la cifra récord, deja algunos aspectos negativos. Es el caso de la espera media de los madrileños: mientras en diciembre de 2015 se esperaba 42,82 días si el paciente estaba dentro de la lista de espera estructural, al finalizar 2016 la demora se disparó hasta los 55,37 días. Pero la peor parte se la llevan aquellos usuarios que rechazaron una derivación a otro centro: en un año se ha pasado de esperar 134,45 días de media a los 166,52 días.
 
Sin embargo, uno de los datos más llamativos de un año para otro es que la Comunidad de Madrid ha logrado reducir el número de pacientes que rechazaban una derivación. En este diciembre de 2016 hay un total de 11.696 pacientes que se negaron a ser tratados en otro centro privado que no sea el suyo; a finales de 2015 esta cifra se encontraba en 33.768 madrileños, lo que representaba el 42,51% de la lista total. Ahora gran parte de esos pacientes están englobados dentro de la lista de espera estructural.
 
Una explicación que podría tener su origen en el trabajo del call center, según denunció a ElBoletín.com Maribel Domínguez, delegada del sindicato MATS, cuando el Gobierno de Cifuentes volvió a destinar otros 13 millones de euros a externalizar las citaciones. “El único fin de los call centers es derivar a la privada”, aseveró la sindicalista. De hecho, Domínguez afirmó que los teleoperadores tienen un modus operandi muy concreto: “Están aleccionados para derivarte a la privada, a través de coacciones o, por ejemplo, dan información de las listas de espera públicas que no son ciertas”.
 
En cuanto a un dato positivo que se lee en la comparación interanual, la Comunidad de Madrid ha logrado reducir el número de madrileños que rechazaron una derivación y que llevan esperando más de 360 días para ser intervenidos: de 1.691 pacientes a finales de 2015 a los 313. Aun así, aquellos usuarios que están dentro de la lista de espera estructural y que llevan más de 180 días se ha disparado de los 610 a los 926; a pesar de ello, de noviembre a diciembre de 2016 se ha logrado reducir más de la mitad de estos pacientes (1.115).
 
De esta manera, 2016 ha pinchado en hueso en el descenso de la lista de espera quirúrgica después de las medidas que anunció la presidenta de la Comunidad de Madrid al inicio del año. Y para ello, el Ejecutivo, aunque mirando para toda la legislatura, destinó 80 millones de euros para impulsar 30 iniciativas donde los pactos de gestión y la apertura de quirófanos por la tarde fueron (y son) los grandes protagonista. Todo con la mente puesta en tres objetivos que pasan por reducir el número de pacientes, la espera para ser operados y ofrecer información veraz de la situación.  

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.