www.elboletin.com

La PAH contra Goldman Sachs: encierro en su sede para exigir el fin de los desahucios en Madrid

Stop deshaucios
Stop deshaucios
150 personas se encierran en la sede madrileña de Goldman Sachs para frenar el repunte de desahucios en antiguas viviendas del IVIMA por parte del fondo buitre Encasa Cibeles.
Stop deshaucios
Stop deshaucios
“Las PAHs seguiremos actuando mediante la desobediencia pacífica y el apoyo mutuo para resolver las situaciones de extrema vulnerabilidad provocadas por Goldman Sachs”. Con este anuncio, la Plataforma de Afectados de la Hipoteca ha declarado la guerra al banco norteamericano, concretamente a sus “sociedades pantalla” que se asientan en España, después de los últimos movimientos que ha realizado del fondo a golpe de desahucio.
 
La venta de 2.935 viviendas públicas del IVIMA en 2013 al fondo Encasa Cibeles, participado por Goldman Sachs, sigue dando coletazos en pleno 2016. Aparte de los líos judiciales por los procedimientos de la venta que realizó el Gobierno de Ignacio González, sólo un tercio de las familias adjudicatarias directas continúa viviendo en las 32 promociones vendidas, según los cálculos de afectados del IVIMA.
 
Un tercio que Encasa Cibeles busca tumbar lanzando comunicados de desahucios. Algo que desde la PAH esperan evitar. “Nos encerramos en la sede de Goldman Sachs en Madrid para evitar una nueva oleada de desahucios”, anunció el colectivo. Dicho y hecho: cerca de 150 activistas han logrado entrar este jueves en el edificio para exigir un compromiso de que las ejecuciones se van a parar. A pesar de ello, los gestos por parte del fondo no van por buen camino: "Goldman Sachs nos marea. No viene nadie a negociar. Bien, pues de aquí no nos vamos y, es más, vendremos todos los días", afirma el colectivo en su cuenta de Twitter.

Porque el ritmo de desahucios ha repuntado en este noviembre, tal y como denuncia la PAH en un comunicado: “Los desahucios están teniendo lugar en las localidades de Parla (15 previstos sólo este mes), Majadahonda, Valdemoro y Madrid, y afectan a todo tipo de hogares y situaciones sociales: beneficiarios del plan joven de vivienda, con o sin derecho a compra, o familias que han entrado a vivir en las casas ya desalojadas tras el cambio de propiedad”.

Por ello, la respuesta que ven desde el colectivo pasa por la acción pacífica. Un encierro que no sólo busca la solución inmediata por parte de Goldman Sachs, sino que el Gobierno de Cristina Cifuentes abra los oídos ante los reclamos que salen de los afectados. Porque la PAH encuentra en la actitud del Ejecutivo regional una “complicidad” con el fondo después de que “no haya anunciado medida alguna para revertir” la compraventa que está en manos de la Justicia “o al menos decretar una moratoria de desahucios de Encasa Cibeles y los fondos Blackstone, Azora y Lazora”.
 
Pero las miradas no se dirigen únicamente a la responsabilidad política de la presidenta popular; “la complicidad del Gobierno central de Mariano Rajoy” no pasa desapercibida para la plataforma. La PAH no olvida cómo el Ejecutivo de Rajoy “facilitó la entrada de este tipo de fondos al crear la figura legal de las Socimi, por las que la inversión en el mercado del alquiler por parte de estos fondos se ve sujeta a beneficios fiscales”.
 
Sin embargo, hay más, tal y como recalca la PAH: “El Gobierno central está obstaculizando la investigación penal sobre la compraventa: Hacienda lleva 10 meses para designar dos peritos que certifiquen si la venta al entramado de Goldman Sachs se hizo por debajo de su precio y supuso una pérdida patrimonial para el IVIMA y la Comunidad de Madrid”.

Después de apuntar a dirigentes políticos como Cifuentes y Rajoy por el conflicto que afecta a estos madrileños, el colectivo antidesahucios recuerda que los ayuntamientos de Parla, Majadahonda, Valdemoro y Madrid, afectados por los desalojos de sus vecinos, no han exigido judicialmente la reversión de vivienda a los fondos buitre cuando la entidad titular era el IVIMA. “Pese a tratarse de una empresa autonómica, al hallarse estas promociones en sus respectivos términos municipales, entendemos que cabe una actuación contundente al respecto”, reclama la PAH.
 
Por todo ello, los afectados solicitan “por escrito” la “paralización inmediata de todos los procedimientos judiciales y desahucios de Encasa Cibeles en toda la región”, así como el compromiso, también por escrito, de la “regularización de todas las familias que no estén regularizadas” y la “reversión de las condiciones iniciales en cuanto a precio de alquiler para los adjudicatarios directos del IVIMA”.
 
Si no se cumplen estas demandas, como se recoge en el inicio de este texto, las PAHs seguirán dando pasos “pacíficos” para solventar un conflicto en el que tienen que plantar cara a “Goldman Sachs, sus sociedades pantalla y sus cómplices en el Gobierno del Estado y de la Comunidad”.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.