Año XXV - Madrid, Domingo 22 de Enero de 2017

Una imputada por las 'black' logra un contrato de Cifuentes gracias a lgnacio González

Carmen Cafranga, ex consejera de Caja Madrid, consigue un contrato para la promoción de la integración de discapacitados con un informe en contra.

Menéame
Enviar noticia por mail
Caja Madrid
Caja Madrid
/ • 09:29

La Fundación Pardo Valcarce de Carmen Cafranga, exconsejera de Caja Madrid e imputada en el caso de las tarjetas black, ha conseguido un contrato de la Comunidad de Madrid de casi 100.000 euros, cofinanciado por el Fondo Social Europeo y licitado cuando Ignacio González era todavía presidente de la Comunidad. Y lo ha logrado con un informe desfavorable de la Dirección General madrileña de Atención a las Personas con Discapacidad de la región.
 
“Se informa desfavorablemente por parte de esta dirección general acerca de la viabilidad económica de la oferta presentada por la Fundación Pardo Valcarce para el desarrollo del Aula de Apoyo para la Integración Sociolaboral de Personas con Inteligencia Límite”. Así termina el informe que este organismo madrileño redactó el 11 de Agosto de 2015 sobre la oferta presentada por la Fundación de Carmen Cafranga, según publica la SER.
 
De la media docena de organizaciones que se habían presentado al concurso abierto, la oferta de la Fundación de la exconsejera de Caja Madrid e imputada por las 'tarjetas black' fue considerada “anormalmente baja” (90.400 euros sobre un presupuesto base de licitación de 148.000). De ahí que la Mesa de Contratación de la Consejería de Políticas Sociales pidiera a esta fundación que justificase su oferta.
 
La fundación de Cafranga, según la mencionada emisora, defendió que el bajo precio de su oferta se debía a que podía ahorrar en costes laborales frente a sus competidores gracias a las subvenciones al empleo por valor de 24.000 euros que le había otorgado el Gobierno de Ignacio González el 1 de junio de 2015. Unas subvenciones que se concedieron 24 días antes de la toma de posesión de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
 
Cafranga fue consejera de Caja Madrid a propuesta del PP de la región durante más de una década y presidenta de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad Caja Madrid, puesto del que dimitió tras conocerse que cargó más de 173.000 euros a su tarjeta black. Asimismo, fue socia fundadora de la empresa Subastas Segre, que preside Lourdes Cavero, esposa de González.
 
Más allá de las subvenciones recibidas por parte del antecesor de Cifuentes, Cafranga justificó el precio tan bajo de su oferta frente a las de sus competidores a que contaba con la ventaja de tener un local cedido gratuitamente por Caja Madrid, con el consiguiente ahorro en alquiler que esto conlleva. Este local era la antigua biblioteca de la Obra Social de Caja madrileña que el banco cedió gratuitamente a la Fundación Pardo Valcarce en 2012.
 
La Dirección General de Atención a las Personas con Discapacidad, dependiente de la Consejería de Políticas Sociales de la región, afirmó en un informe en el que desaconsejaba la contratación de esta fundación que las mencionadas subvenciones no podían usarse para abaratar costes. Asimismo, señaló que la Fundación Pardo Valcarce omitía en el precio de su oferta todos los costes relacionados con la infraestructura necesaria para la ejecución.
 
A pesar de ello, según desvela la SER, la mesa de contratación aprobó conceder el contrato a la Fundación de Carmen Cafranga a pesar del informe desfavorable de la Dirección General de Atención a las Personas con Discapacidad.
 
La Fundación de Cafranga no solo logró el contrato para encargarse del Aula de Apoyo para la Integración Sociolaboral de Personas con Inteligencia Límite durante el año 2015 por 90.400 euros, sino que éste acaba de ser prorrogado por un año más. Es decir, recibirá en total 180.800 euros.
 

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar