Año XXV - Madrid, Viernes 09 de Diciembre de 2016

OHL sufre recorte de rating entre dudas sobre su plan de desinversión en México

La venta de un 49% de la concesionaria del Circuito Exterior Mexiquense al fondo IFM sigue sin cerrarse mientras las advertencias sobre OHL se multiplican.

Menéame
Enviar noticia por mail
OHL
OHL
/ • 18:35

El víacrucis bajista de OHL llega este lunes una nueva estación de penitencia. La agencia Fitch ha recortado el rating de la concesionaria como ya lo hizo Moody’s dos semanas atrás. El tijeretazo llega en un momento de serias dudas en torno a la evolución de su plan de desinversiones en México, trazadas para recuperar solvencia financiera.
 
La breve nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por parte de OHL se limita a señalar que Fitch Ratings ha rebajado la calificación de la deuda corporativa a largo plazo y sénior del grupo a ‘B+’ desde ‘BB-’. Una nueva nota a la que además sus analistas de riesgos acompañan de perspectiva negativa, lo que deja la puerta abierta a una posible y próxima nueva rebaja de nota.
 
A pesar de que este movimiento introduce ya a la concesionaria española en el segundo segmento dentro de la categoría de ‘bono basura’ del baremo de Fitch, la cotizada saca pecho al explicar que esta nueva nota está “todavía tres niveles por encima” del rating que Moody’s otorgó en su última revisión.
 
Esta nueva advertencia se da solo unos días después de que el consejero delegado del grupo español, Tomás García Madrid, anunciase que la desinversión en la sociedad concesionaria del Circuito Exterior Mexiquense estaba pendiente de autorización por parte del Estado de México, lo que según fuentes conocedoras de la situación sería “evidentemente falso”. En este sentido, se apunta que la venta de una participación al fondo especializado en infraestructuras IFM no requiere de luz verde de autoridad alguna siempre y cuando OHL mantenga el control accionarial.
 
Desde la firma mexicana Infraiber, que se ha convertido en el azote de la española en el país latinoamericano, se asegura que nada se contempla a este respecto en el título de concesión, por lo que califica de “gato encerrado” la explicación que el directivo dio en la presentación de cuentas del tercer trimestre. Entonces, en una conferencia con inversores y analistas anunció en inglés que “la venta de la participación [del 49%] en Conmex está pendiente solamente de la autorización de la administración concesionaria, porque se requiere la autorización del Gobierno del Estado de México, que esperamos para final de año”.
 
En este sentido, se apunta a la polémica derivada de la contabilización de los retornos de esta infraestructura en los libros de cuentas de OHL como posible causa real del retraso en la entrada de IFM. Es así que la ahora presidida por Juan Villar Mir de Fuentes no ha cerrado aún la operación en torno a la que es su concesión estrella en México, el mercado foco de los mayores esfuerzos de internacionalización del grupo en la etapa final de su predecesor en el cargo, su padre Juan Miguel Villar Mir.
 
Desde que empezó el año, la compañía ha perdido un 53% de su valor, lo que supone la desaparición de más de la mitad de su capitalización bursátil. Este lunes, el retroceso ha sido del 3,94% al cierre de sesión, si bien la degradación de rating se conocía a última hora de la sesión, los cruces más bajistas tenían lugar poco después de la apertura semanal.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar