www.elboletin.com

Arabia Saudí ‘asalta’ el trono de Apple: su petrolera estatal valdrá tres veces más que la tecnológica

Extracción de petróleo
Extracción de petróleo
La abrupta depreciación del crudo será el gran escollo para el éxito de la salida a Bolsa de Saudi Aramco, movimiento clave del plan de reconversión económica del país árabe.
El reinado de Apple como la compañía cotizada más valiosa del mundo podría estar muy próximo a su fin. Arabia Saudí ha confirmado su intención de sacar a Bolsa su petrolera estatal con una valoración que podría ascender a 2,5 billones de dólares, una cifra equivalente a 4,3 veces la actual capitalización bursátil de la tecnológica.

La posible salida a Bolsa de Saudi Aramco, con la que agentes e inversores internacionales llevaban meses especulando, se ha confirmado por boca del segundo príncipe heredero, Mohamed bin Salmán. El también ministro de Defensa y jefe de la Corte del país ha aseverado en una entrevista en la emisora Al-Arabiya la firme intención del Gobierno de llevar a la petrolera estatal al parqué de Riad.

Aunque no hay cifras oficiales sobre la posible valoración de la compañía estatal, los analistas internacionales estiman que en el más ambicioso de los casos se podrían alcanzar los 2,5 billones de dólares, unos 2,25 billones de euros al cambio de divisas. En contra de esta cota juega el convulso panorama al que se enfrenta la industria del ‘oro negro’ dada la irrupción de Irán en el mercado internacional de esta materia prima y a la falta de entendimiento para coordinar medidas entre distintos países productores de primer nivel.

En el peor de los casos, sin embargo, los analistas consultados por agencias internacionales consideran que la valoración de Saudi Aramco no debería ser inferior a los 2 billones de dólares, unos 1,8 billones de euros. La cifra adelanta con una holgura desmedida los 580.000 millones de dólares de capitalización bursátil que hoy por hoy acumula la que es la cotizada más valiosa de cuantas marcan precio en cualquier parqué del mundo. Como poco, la relación entre ambas quedaría en que la saudita valdría algo más de tres veces lo que marca la gráfica de la tecnológica de Cupertino.

A pesar de la magnitud de la operación, el desembarco en la Bolsa de Riad sería mucho menos abultado, pues la monarquía saudí tan solo se plantea la venta de un 5% del capital de la petrolera nacional. Un movimiento con el que hacer caja a la par que atraer inversores internacionales escogidos a un sector en el que existen pocas oportunidades a consecuencia de la depreciación del crudo y que ha supuesto incluso la cancelación de proyectos en varios países del Golfo Pérsico.

En la entrevista, el segundo candidato a la sucesión a la Corona saudí explica que el país tiene “adicción al petróleo”, lo que considera como un factor “peligroso” por haber jugado en detrimento del desarrollo de otros sectores. En esta misma línea, el país ha preparado un plan de choque a largo plazo, conocido como Vision 2030, que busca desligar de la evolución del crudo el futuro de su economía y, por extensión, de la salud de las arcas públicas del país.

José M. Del Puerto

Madrileño y viajero inquieto que junta letras en ElBoletin.com desde 2010. Más concretamente, revolviendo entre los números y los nombres de la Bolsa como redactor de mercados.

Google Plus de José manuel del Puerto

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.