www.elboletin.com

BlackRock pide a Wall Street que invierta en EEUU en vez de recomprar acciones

BlackRock
BlackRock
El máximo responsable de la gestora BlackRock anima a las grandes empresas estadounidenses a aprovechar las ventajas fiscales prometidas por Trump para invertir.
El presidente ejecutivo de BlackRock ha puesto deberes a los grandes de Wall Street. En su tradicional carta a los dirigentes del índice S&P 500, solicita a las grandes corporaciones estadounidenses que usen las ventajas fiscales en repatriación de capitales para invertir en el país en lugar de engordar programas de recompra de acciones.
 
La misiva de Larry Fink este año, recogida por Financial Times es clara. Denuncia que mientras que muchas empresas “han comenzado a dedicar más atención” a cuestiones largoplacistas como la “sostenibilidad”, se siguen entregando al establecimiento o ampliación de programas de recompra de acciones propias “a un ritmo frenético”. Un escenario que hace que la primera cuestión se convierta más en un “compromiso retórico” que en una apuesta real, según defiende el primer ejecutivo de BlackRock.
 
Con estas premisas, Fink anima encarecidamente a los responsables de las grandes firmas estadounidenses a aprovechar las reformas tributarias que Donald Trump parece estar ultimando para facilitar la repatriación de capitales vía inversiones. El objetivo, dice, debe ser de una parte contribuir a la expansión económica de EEUU y por consecuencia hacia el crecimiento a futuro de las propias compañías.
 
En este sentido, desde los cuarteles generales de BlackRock se advierte de que, “aunque ciertamente apoyamos devolver el exceso de capital a los accionistas”, en adelante se escrutará con mucho detalle que las compañías analicen debidamente el mejor uso para el efectivo repatriado. Lo que, defiende el experto, no siempre debe pasar por la adquisición de títulos propios para generar un impulso de corto plazo en sus cotizaciones bursátiles.
 
A solo cuatro días de la toma de posesión formal del nuevo presidente de EEUU, Fink ha hecho hincapié en uno de los puntos clave de la reforma tributaria que ha aireado en sus muchos mítines políticos. Este se basa en la concesión de incentivos para desbloquear el efectivo que las compañías tienen depositado en las cajas fuertes de sus filiales extranjeras, especialmente mediante la reducción de los gravámenes habituales para la repatriación de este capital.
 
Las advertencias del líder de la reconocida gestora de inversión llegan en un momento en el que son cada vez más las compañías de Wall Street que apuestan por la recompra de acciones. Una práctica que también gana seguidoras entre las sociedades que tradicionalmente venían premiando a sus inversores mediante dividendos de pago en efectivo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.