www.elboletin.com

Jesca Hoop avanza hacia el éxito masivo con 'Memories Are Now'

Jesca Hoop
Jesca Hoop
La cantautora de California publica un disco muy interesante en el que demuestra su capacidad para escribir buenas canciones.
Por muchos años que pasen a Jesca Hoop, para bien y para mal, siempre le perseguirá la maldición de haber trabajado como niñera en casa de Tom Waits y Kathleen Brenan. Aunque, tal vez, en realidad, eso fuera una bendición porque es complicado imaginarse mejores padrinos para iniciar una carrera artística.
 
Y tal y como señala 'The Guardian' en la crítica que ha publicado sobre este mismo 'Memories Are Now' del que nos ocupamos hoy, a Hoop, o a la valoración de su música quizá le haya perjudicado también la larga lista de fans famosos, patrocinadores y músicos notables con los que ha trabajado, por aquello de que, a veces los árboles no dejan ver el bosque.
 
La nómina es, ya saben, muy larga, hace nada hizo un disco conjunto con Sam Beam, más conocido como Iron & Wine, muy bien recibido por crítica y público y ha colaborado en estudio o en directo con superclases como, entre otros Stewart Copeland, antiguo batería de The Police, Peter Gabriel, Mark Knopfler, Elbow, Placebo, EELS, Andrew Bird, Shearwater o The Ditty Bops.
 

 
Ahí es nada, por supuesto. Y resulta tan apabullantes que ensombrece una carrera en solitario lo suficientemente larga como para que este sea ya el quinto disco que publica a su nombre. Demasiados para conformarse con ese cómodo segundo plano que aporta el ser una auténtica artista de culto.
 
En esta ocasión Hoop parece haber querido dar un paso más y por eso ha buscado un productor como Blake Mills, famoso por su trabajo con artistas como Fiona Apple y Alabama Shakes y con instinto para darles a las canciones, por complicadas que sean, ese toque entre moderno y comercial que parece caracterizar a los éxitos más 'intelectuales' del siglo XXI.
 
Y la estrategia resulta, gracias a unos arreglos originales, en los que Hoop vuelve a demostrar su prodigiosa capacidad para hacer coros y desdoblar su voz hasta el infinito, como podemos ver ya desde el primer corte, el maravilloso 'Memories Are Now', que le da título a todo el álbum y que es mi canción favorita del disco, por el momento.
 

 
En total, Hoop nos ofrece 39 minutos de experiencias musicales insólitas, repartidas en nueve canciones, en las que aún mantiene un pie en el folk acústico que la caracterizó en sus principios, pero siempre con la mirada puesta hacia esos ambientes contemporáneos que resultan más confortables y reconocibles para los consumidores musicales de hoy.
 
Ahí están esas melodías memorables de siempre, pero ambientadas con ropajes instrumentales inéditos, como ese ritmo basado en los sonidos que haría alguien al teclear una vieja máquina de escribir que convierte'Animal Kingdom Chaotic' en una deliciosa rareza y un ejemplo perfecto de la búsqueda que parece impulsar hacia delante a todas estas canciones.
 
¿Existe un equilibrio vital posible en un mundo cada vez más influido por las nuevas tecnologías, en el que los sentimientos se mantienen, sin embargo, en un terreno puramente analógico? No parece que Hoop haya encontrado la respuesta, que, tal vez no exita, pero sus intentos de llegar a alguna conclusión son, cuando menos, divertidos y estimulantes.
 
Lo malo es que, a pesar de todo, tampoco esta vez Hoop parece haber acertado a la hora de escribir una de esas canciones que parecen destinadas a convertirse inmediatamente en éxitos. A lo mejor le hace falta practicar un poco más en esa dirección. Mientras tanto, seguiremos con la oreja atenta a todo lo que produzca. Por lo menos si sus próximas entregas están a la altura de esta última.
Jesca Hoop
Jesca Hoop

Rafael Alba

No fui fotógrafo de "Playboy", pero sí hice allí entrevistas y artículos. Escribí sobre música en "Diario 16", "Geo", "El Gran Musical", "ZZPOP", "Audioprofesional", "Sterofonía" y "Backstage". En "El Economista", "America Económica", "Cuba Económica" y "La Revista de la Bolsa" intenté aprender economía. En "El Boletín" me metí en política. Y ahora he vuelto a lo mío. Pero lo que más me gusta es tocar la guitarra, así que no es raro verme subido al escenario de algún club…con Las Dos en Punto, por ejemplo.

Google Plus de Rafael Alba

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.