Zinkia anuncia una ampliación de capital con un descuento del 35%

Pocoyo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Pocoyó está en rebajas. Zinkia, la productora audiovisual responsable del conocido personaje animado, ha anunciado el lanzamiento de una nueva ampliación de capital para salvar sus estrecheces financieras. Las nuevas acciones de la compañía se colocarán con un descuento del 35% frente a su cotización en el MAB.

El aviso del futuro más inmediato de la productora de Pocoyó ha llegado con la convocatoria a su junta de accionistas. Los inversores de Zinkia deberán pronunciarse el próximo 13 de junio sobre una ampliación de capital por 9,6 millones de nuevas acciones y un importe máximo de 965.160,50 euros mediante la cual la cotizada pretender conseguir el músculo financiero necesario para asegurar sus compromisos de pago.

La compañía ha especificado en el hecho relevante remitido a los supervisores del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), que el precio de colocación de las nuevas acciones será de 0,42 euros la unidad, desglosado en 0,10 euros de valor nominal y el resto como prima de emisión. Actualmente, una vez superado el concurso de acreedores que congeló la negociación de los títulos de la compañía, estos se pagan a 0,65 euros cada uno.

En lo que va de año, la compañía pierde un 8,5% de su valor, pero el retroceso pronto podría ser más ante una eventual retirada de los inversores que no estén interesados en acudir a la ampliación. En este sentido, la dilución sobre el actual capital social de la compañía alcanza al 39,5%, lo que para aquellos que no estén dispuestos a rascarse el bolsillo supondrá la pérdida de más de un tercio de la representatividad de sus carteras.

Los dos accionistas de referencia de la compañía, Miguel Valladares y Alberto Delgado, se han comprometido a asumir la parte de la ampliación de capital que quede sin suscribir entre sus compañeros de inversión. Un movimiento con el que se busca asegurar la captación de fondos suficientes y motivar la adhesión de los accionistas para una hoja de ruta que persigue cumplir el plan de pagos acordado con los acreedores, asegurar la inversión en nuevas producciones y su personaje estrella para a la postre acortar el plazo en el que pueda volver a registrar beneficios.

Esta junta de accionistas se celebrará justo un año después de la junta en la que se produjo el vuelco accionarial de Zinkia, que después se tradujo en la salida del consejo del expresidente José María Castillejo.