¿Vuelta a la mascarilla obligatoria? Los epidemiólogos no cierran la puerta

Mascarilla suelo

Imagen de una mascarilla.

“La pandemia todavía no ha terminado”. La Sociedad Española de Epidemiología ha recordado que el Covid-19 sigue con nosotros y no ha desaparecido con el fin de la obligatoriedad de las mascarillas en (casi) todos los interiores. En los últimos días tanto los datos de contagios como las cifras de pacientes hospitalizados han aumentado. Ante esto, ha llamado a seguir usándolas en aquellos lugares donde no haya distancia de seguridad. Es más, no cierra la puerta que vuelva a ser obligatoria.

La Sociedad Española de Epidemiología “no descarta que la mascarilla pueda volver a ser de uso obligatorio si la situación epidemiológica del país empeora, algo que ya ha ocurrido en otros países”. Así lo afirma en una nota en la que recuerda que la ‘Estrategia de vigilancia y control frente a la COVID-19 tras la fase aguda de la pandemia’, fija que la “estrategia seguirá en vigor mientras no se produzca un cambio significativo en la tendencia que indique una circulación controlada del SARS-CoV-2 o bien un cambio en la situación epidemiológica que requiera restablecer medidas de vigilancia y control a propuesta de la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta”. Es decir, la opción de que esta medida se imponga de nuevo es una posibilidad.

Asimismo, los epidemiólogos insisten en su mensaje de “prudencia” a tenor de la situación tras la Semana Santa. “La desaparición de la mascarilla obligatoria en determinados interiores no significa que la pandemia haya acabado”, remarca, ya que “su uso sigue siendo preceptivo en centros, servicios y establecimientos sanitarios y sociosanitarios tanto para trabajadores como para visitantes”. Asimismo, es obligatoria en los medios de transporte aéreo, por ferrocarril o por cable, en los autobuses y en otros transportes públicos de viajeros.

Esta sociedad recuerda además que “puede seguir llevándose y que su uso sigue siendo altamente recomendable en otras situaciones, especialmente en aquellas en las que puede haber contacto prolongado con otras personas y/o aglomeraciones”. También en espacios reducidos en los que no pueda mantenerse la distancia de seguridad, como eventos multitudinarios, y en lugares sin ventilación adecuada.

Ante las posibles dudas que hayan podido surgir, los epidemiólogos llaman a la población a utilizarla “cuando haya un alto riesgo de transmisión, así como a guardar la distancia de seguridad, mantener una buena higiene de manos y ventilar frecuentemente”.

Junto a esto, dejan claro que la vacuna “sigue siendo la principal arma para evitar complicaciones” y aconsejan a las personas que den positivo en Covid-19 a que teletrabajen o, de no ser posible, solicitar la baja laboral y evitar el contacto con personas vulnerables.