Energía

Von der Leyen adelanta la respuesta más fuerte posible en el caso de sabotaje en el gasoducto Nord Stream

"Cualquier interrupción deliberada de la infraestructura energética europea activa es inaceptable y conducirá a la respuesta más fuerte posible".

Una foto aérea facilitada por el Mando de Defensa danés muestra la fuga de gas del Nord Stream 2 cerca de Bornholm. Tras los daños en los gasoductos Nord Stream bajo el mar Báltico, las autoridades de Alemania y Dinamarca siguen buscando la causa - Danish Defence Command/dpa
Una foto aérea facilitada por el Mando de Defensa danés muestra la fuga de gas del Nord Stream 2 cerca de Bornholm. Tras los daños en los gasoductos Nord Stream bajo el mar Báltico, las autoridades de Alemania y Dinamarca siguen buscando la causa - Danish Defence Command/dpa

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha adelantado en la noche del martes que la Unión Europea responderá de la forma «más fuerte posible» en el caso de que se demuestre que las fugas en el gasoducto Nord Stream hayan sido actos de sabotaje.

«Cualquier interrupción deliberada de la infraestructura energética europea activa es inaceptable y conducirá a la respuesta más fuerte posible», ha afirmado Von der Leyen en su cuenta de la red social Twitter.

La jefa del Ejecutivo comunitario ha explicado que se ha puesto en contacto con la oficina del primer ministro de Dinamarca, Mette Frederiksen.

«Es primordial que ahora se investiguen los incidentes, que se esclarezcan los hechos y por qué se han llevado a cabo», ha remachado.

Durante la tarde del lunes, las autoridades danesas detectaron una fuga de gas en uno de los tramos del gasoducto Nord Stream 2 en la isla danesa de Bornholm. Horas después, el gasoducto submarino Nord Stream 1 detectó una caída de la presión del gas procedente de Rusia enviado hacia Alemania y que afecta a las dos líneas del conducto.

La empresa operadora del Nord Stream, Nord Stream AG, ha indicado durante la jornada de este martes que los daños sufridos por tres de los conductos a última hora del lunes «no tienen precedentes».

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, ha afirmado este martes que «es difícil imaginar» que las fugas de gas registradas en las últimas horas en el gasoducto Nord Stream 1 «sean accidentales», después de que el Kremlin haya pedido no descartar ninguna posibilidad.

Varios líderes europeos han apuntado a la posibilidad de que la infraestructura haya sido saboteada, e incluso sismólogos de Suecia han informado de que el lunes se registraron explosiones en la zona donde, ya este martes, se han confirmado fugas.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha aseverado que, en caso de que las fugas registradas en el gasoducto Nord Stream sean consecuencia de un sabotaje, este hecho sería algo que «no beneficia a nadie».

Más información