Villacís responde a Ayuso que la capital sí cumplirá con la norma de apagar las luces

Imagen de archivo de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, afirmó este miércoles que el Ayuntamiento de la capital “cumplirá con la ley” y apagará las luces que hagan falta por la noche, por lo que, frente al aviso de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de que “Madrid no se apaga”, Villacís subrayó que en la ciudad “vamos a cumplir con la norma porque somos una ciudad cumplidora”.

En una entrevista en TVE recogida por Servimedia, Villacís remarcó que “el alumbrado tiene que ver con la seguridad” y recordó que desde el Consistorio madrileño se han puesto luces ‘LED’, por lo que la medida le parece “bastante absurda”.

La vicealcaldesa apuntó que estas soluciones “se encuentran hablando antes con las grandes ciudades”, pero “Madrid es muy sostenible”. A pesar de ello, matizó, “vamos a cumplir la norma, porque somos una ciudad cumplidora”.

En cuanto a la iluminación ornamental de edificios como el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, Villacís comentó que harán lo que los técnicos digan. “Si nos dicen que lo apaguemos, pues lo apagaremos”.

En este sentido, la vicealcaldesa explicó que la cuestión de la iluminación “no es arbitraria”, sino que “se pone muchas veces por cuestiones de seguridad” y afirmó que “cada vez que baja la luz, aumenta la criminalidad”. Por ello, incidió en que las luces ornamentales “contribuyen a iluminar zonas que, sin esas luces, serían inseguras”.

Respecto a las dudas y el malestar de los comerciantes, criticó esta medida en un momento en el que “se ha disparado el coste de la luz y de todos los suministros”. Ahora, continuó, “de repente les aprueban una serie de medidas donde requieren inversiones importantes y muchos no van a poder”.

Además, rechazó el coste de las infracciones leves, que pueden llegar a los 60.000 euros. “Los pequeños comercios luchan por sobrevivir”, por lo que esta medida “no es sensible” y “muchos no van a poder soportar esta situación”, concluyó Villacís.