Verde intenso al autorizo para ventas de garaje en Cuba

Cuba La Habana coches

Coches en Cuba

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Aunque las autoridades se nieguen a considerarlo y sostienen que se trata de medidas que venían en estudio, lo cierto es que después de las revueltas del 11-J han comenzado a cumplirse viejas peticiones populares.

Tal vez la más significativa, que constituyó un fuerte reclamo desde el mismo comienzo de la pandemia hace ya más de 16 meses, ha sido la libre importación en cantidad y cero aranceles aduanales, en los renglones de alimentación y medicamentos. Y, más reciente aún, la libre importación de paneles solares.

De manera muy aislada y puntual, sobre todo en extranjeros residentes, las ventas de garaje eran muy esporádicas, sin muchas restricciones y de igual manera con el ojo ausente de los controvertidos inspectores, algunos de ellos muy frágiles ante los sobornos.

Oportuno reconocer que tales actividades de ventas nunca fueron muy del agrado gubernamental. En los años 80s del siglo pasado, colocar un cartel de venta de un colchón en el balcón de un edificio que pedía a gritos remodelación y pintura, el propietario era sancionado con multa por afear el ornato público.

Con la nueva buena de las ventas de garaje, de la que sus patrocinadores se niegan a que le tomen fotos, la sorpresa es mayúscula ante la variedad de artículos de higiene hogareña y personal, además de algunos renglones alimenticios por no incluir la tradicional ropa y zapatos de segunda mano y algún que otro electrodoméstico de uso o nuevo de paquete.

Tal parece que ese proverbio español de que “quien no llora, no mama” tiene algún efecto.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA