USO denuncia presiones de Ryanair para que tripulantes españoles cubran la huelga en Portugal

Ryanair
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Sección Sindical de USO en Ryanair ha denunciado que la compañía aérea está presionando a sus trabajadores para trasladarlos temporalmente de Madrid y Barcelona a Portugal con el objetivo de paliar la huelga convocada por los tripulantes portugueses de la aerolínea. El sindicato asegura que Ryanair ha desplazado a tripulantes españoles a trabajar esos días a Portugal, incluso en sus días libres, siendo alojados en hoteles cercanos a los aeropuertos portugueses para sustituir a sus compañeros. La Sección Sindical de USO en Ryanair España le ha advertido a la compañía que no permitirá “que siga enviando a trabajadores a Portugal como esquiroles”.

Desde USO, además, advierten a la compañía que sus servicios jurídicos están recogiendo las denuncias y testimonios de quienes son obligados a desplazarse para emprender cuantas acciones legales correspondan contra la aerolínea. En este sentido, el sindicato afirma tener “conocimiento directo de las presiones y amenazas de sanciones disciplinarias que han sufrido los trabajadores utilizados con el único fin de reventar la huelga portuguesa”.

Respecto a la huelga en Portugal, USO respalda “los motivos que han llegado a los TCPs a los paros, por primera vez en los 30 años de historia de Ryanair” ya que “están completamente justificados”. Así, el sindicato solicita a las autoridades españolas “que se impliquen en investigar las posibles irregularidades que está cometiendo la compañía en nuestro territorio” y que la Agencia Española de Seguridad Aérea, los Ministerios de Fomento y de Empleo, y la Inspección de Trabajo exijan a la aerolínea irlandesa que se apegue al cumplimiento de las leyes españolas.

Asimismo, USO está en contacto con otros sindicatos europeos de tripulantes para denunciar conjuntamente varias actuaciones similares en los diferentes países ante instancias europeas. Por último, insta a la compañía a sentarse a negociar de una vez por todas con los sindicatos, a los que se comprometió públicamente y por fin a reconocer el pasado diciembre.