Una empresa de bitcoin compra su propia planta de carbón para ‘minar’ la criptomoneda

Bitcoin

Bitcoin

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consumo de energía por la minería del bitcoin ha sido una fuente de preocupación en los últimos tiempos por lo elevado de las necesidades y las emisiones de CO2 asociadas a esta práctica. Y las últimas decisiones de algunas compañías de ‘minería’ parecen confirmar estas inquietudes con la compra de sus propias plantas de carbón.

El holding estadounidense Stronghold Digital Mining está actualmente dirigiendo una operación de minería de bitcoin utilizando la planta de energía Scrubgrass en Pensilvania.

Durante el verano de 2021 Stronghold recaudó 105 millones de dólares para abrir la planta de energía para sus esfuerzos de minería del bitcoin. La planta actualmente quema residuos de carbón para producir suficiente energía para alimentar 1.800 ordenadores de minería. Estas computadoras se encuentran en grandes contenedores junto a la planta. Los residuos de carbón son un subproducto de décadas de explotación minera en la región, que quedan en enormes pilas negras, explica la NBC.

La minería de bitcoin requiere procesadores informáticos de gran potencia para resolver ecuaciones matemáticas avanzadas. Este proceso ayuda a mantener el libro de contabilidad digital de la criptomoneda, conocido como blockchain. Cuando se resuelven estos problemas matemáticos, los mineros reciben la criptomoneda a cambio.

Es decir, cuanta más potencia de cálculo tenga uno, más ecuaciones podrá resolver y más bitcoins ganará.

Según Stronghold Digital Mining, la compañía quema unas 600.000 toneladas de residuos de carbón en Scrubgrass al año para hacer funcionar su operación de minería. Esta información es pública debido a las comunicaciones de Stronghold a la SEC, ya que la compañía planea salir a bolsa.

Además, Stronghold está planeando ampliar sus operaciones; en agosto adquirió una segunda central eléctrica en Pensilvania, llamada Panther Creek, y está buscando ampliar a una tercera también.

Según Bloomberg, Pensilvania ofrece créditos fiscales por quemar residuos de carbón. Con estas subvenciones, Stronghold calcula que cada bitcoin que gana con la minería le cuesta a la empresa menos de 3.000 dólares. Actualmente, la popular criptomoneda cotiza por encima de los 43.000 dólares a pesar del golpe por el veto de China a las monedas digitales.

Se calcula que los mineros de bitcoin utilicen alrededor de 130 Teravatios-hora de energía (TWh), según el índice de consumo eléctrico de bitcoin de la Universidad de Cambridge.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA