Una coalición de la izquierda en Valdemoro arrebata a Ciudadanos su mayor Ayuntamiento

Guillermo Gross

La moción de censura en el Ayuntamiento de Valdemoro que será debatida este viernes en Pleno Municipal apartará a Ciudadanos de la alcaldía de una de las localidades madrileñas tristemente famosas por los sumarios de corrupción en torno al PP, y quitará la alcaldía que las últimas municipales dejaron en manos de Ciudadanos. El Ayuntamiento quedará, previsiblemente, en manos de una coalición formada por cuatro partidos: PSOE, Ganemos, Proyecto TUD (proyecto independiente) e IUCM, y será liderada por el candidato socialista, Serafín Faraldos.

De esta forma Ciudadanos perderá el gobierno de la localidad con mayor número de habitantes de las que contaba tras las elecciones municipales de 2015 y el PSOE recuperará la Alcaldía tras 18 años sin regir Valdemoro, ya que el Ayuntamiento ha estado dirigido por el Partido Popular desde 1999, con la victoria en las urnas del entonces candidato Francisco Granados, hasta los últimos comicios.

El Pleno comenzará a las 12 horas en el Ayuntamiento, si bien podrá seguirse a través de la página web del consistorio en directo y también en el Teatro Juan Prado, donde se habilitará una pantalla para poder ver la sesión en un recinto con capacidad para más de 400 espectadores, según recoge Europa Press.

El actual alcalde, Guillermo Gross, ha señalado que ve con “preocupación” la llegada de un “cuatripartito” al gobierno municipal, ya que se han unido «los cuatro grupos menos votados» del Ayuntamiento en torno a “la izquierda más errática y radical que ha habido en la localidad”, ya que «se han pegado un tiro en el pie para ponerse en el sillón» al haber bloqueado institucionalmente la labor del Ejecutivo para justificar la moción de censura.

Gross ha recordado que durante la legislatura, tres de los cuatro grupos municipales (todos menos IUCM) han tenido dimisiones y salidas de concejales de sus respectivas formaciones, y ha opinado que en muchos momentos “parecía que la oposición estaba en descomposición”.

El alcalde, además, ha señalado que en los últimos días su gobierno ha trabajado para cerrar algunas cuestiones como los arqueos de caja o los acuerdos de la Junta, además de la resolución del contrato de parquímetros o el cambio de titularidad de los terrenos del IES Neil Armstrong cuya ampliación estaba paralizada desde hace un año y medio por haber estado afectado por la trama Púnica.

Por último, Gross ha señalado que él continuará como concejal de la oposición en Valdemoro, aunque no será como portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, ya que regresará a su trabajo en la multinacional Google y no podrá dedicar todo su tiempo a la política, si bien ha confirmado que no abandonará el grupo naranja.

Las municipales de 2015 dejaron en el considerado epicentro de la Púnica un crisol de representación local: PP y Ciudadanos lograron cada uno cinco concejales, PSOE y Ganemos cuatro por grupo, tres para el Proyecto TUD y dos de IU, más un edil sin adscripción.