Un informe alerta de la elevada segregación escolar de España, sobre todo en Madrid

Una alumna de bachillerato del Colegio Virgen de Europa de Boadilla del Monte (Madrid)

Una alumna de bachillerato

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un informe impulsado por Save the Children alerta de la elevada segregación socioeconómica escolar en España, solo por detrás de Turquía y Lituania dentro de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

 

El estudio realizado en colaboración con el Centro de Políticas Económicas de la Universidad Esade revela que la baja diversidad en los colegios españoles se da especialmente en la primaria y se encuentra en la media de la OCDE en secundaria.

«En los últimos años, la segregación escolar se ha convertido en un problema cada vez mayor para la calidad, equidad y libertad de educación en España», afirman el experto en equidad educativa Álvaro Ferrer, de Save the Children, y Lucas Gortazar, de Esade.

Esto implica que el alumnado español tiende a concentrarse en determinados colegios de acuerdo con la situación socioeconómica de las familias y hay centros con una excesiva proporción de jóvenes vulnerables.

El informe destaca la situación en la Comunidad de Madrid, región de la capital española, donde la tendencia a concentrar a los estudiantes por nivel cultural y de renta familiar es una de las más altas de la OCDE.

La segregación escolar en el conjunto de España por motivos socioeconómicos es del 0,32 por ciento, lo que significa que el 32 por ciento de los alumnos que pertenecen al 25 por ciento más pobre tendrían que cambiar de centro para que el sistema escolar estuviera equilibrado.

El índice se calcula entre el 0 y el 1, siendo 0 el de menor concentración, y en Madrid asciende al 0,35 por ciento en la escuela primaria frente a la media de la OCDE del 0,26.

Algunos de los factores que determinan la segregación son el cobro de cuotas de las escuela concertada, el modelo lingüístico de los colegios, el servicio de comedor o el tipo de jornada escolar.

Concluye el estudio que las políticas educativas sumadas al papel de cada región en España -ya que las comunidades autónomas tienen las competencias en educación- son determinantes para lograr una representatividad equilibrada en los colegios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA