Un fondo buitre ‘regalará’ por San Valentín un desahucio a una familia con dos niños

Alquileres asequibles, desahucios silenciosos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ruth Mélida, una mujer con dos hijos pequeños y con su marido en el paro, será desahuciada de su casa por un ‘fondo buitre’ el próximo 14 de febrero si los activistas por el derecho a la vivienda no consiguen impedirlo. La inquilina ha recibido este particular ‘regalo de San Valentín’ de manos de la empresa Lazora, filial del Grupo Azora, después de este fondo comprara la VPO en la que vive de alquiler desde 2014 en el número 3 de la calle Juan Gris de San Sebastián de los Reyes.

Carlos Somovilla, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes y de la recién creada Plataforma Lazora Non Grata, explica que Lazora ha llegado a un acuerdo con otros inquilinos que en su día alquilaron VPO (las viviendas perdieron su condición de protegidas en 2016) y ha accedido a cobrarles un alquiler de 700 euros -en lugar de los 850 euros que les reclamaba inicialmente- según vayan venciendo sus contratos. Sin embargo no accede a hacer lo mismo con Ruth y su familia, a quienes mantiene una mensualidad de 850 euros a la que no pueden hacer frente- “como represalia por el hecho de haber denunciado en los medios de comunicación la subida de rentas que querían imponerles sus caseros cuando el pasado 31 de julio le cumplió el contrato de alquiler”.

Somovilla recuerda que el pleno de la Corporación Municipal de San Sebastián de los Reyes aprobó en octubre pasado una declaración institucional en la que declara “non grata” a la empresa Lazora, precisamente por la actuación de la empresa al intentar subir los alquileres de los inquilinos al acabarse la protección de su casa. Y explica que se están produciendo casos similares en Alcobendas, de inquilinos que alquilaron viviendas protegidas en su día y a los que tras perder los pisos sus protección se les exigen subidas de rentas que no pueden afrontar, pero cuyas situaciones se están solucionando una a una tras la presión de la PAH.

Para tratar de impedir que Ruth y su familia se queden en la calle y frenar otros desahucios de la misma empresa como el de Patricia y su dos hijos menores en Rivas, la Plataforma ha convocado para hoy una concentración ante la sede del Grupo Azora, en el número 3de la calle Gregorio Benítez nº3, con la que quieren denunciar “injusticia que se comete desahuciando a familias que no pueden pagar la avaricia de estos fondos buitres a los que nos han vendido”, explica el portavoz de la PAH.