Currently set to Index
Currently set to Follow

Un 8% de los ocupados en España trabaja desde casa, el doble que antes de la pandemia

Teletrabajo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un total de 1.596.500 personas, el 8% de los ocupados, trabajaron desde su casa más de la mitad de los días durante el tercer trimestre de 2021, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados esta semana.

Se trata de un porcentaje muy alejado de los datos registrados durante los meses más graves de la pandemia, pero «relevante» en comparación con los niveles precrisis, según un informe de la consultora de recursos humanos Randstat.

La compañía observa un «efecto escalón» en el comportamiento del teletrabajo desde 2019, con una subida en 2020, como consecuencia de la crisis sanitaria y las restricciones de movilidad, y una bajada progresiva con la vuelta a la normalidad.

Así, ese 8% del tercer trimestre se sitúa 1,4 puntos por debajo del dato registrado entre abril y junio de este año, cuando la tasa fue del 9,4%, como señala la EPA en sus datos de esta semana.

La caída es mucho más acentuada si se compara con el segundo trimestre de 2020, en pleno estado de alarma, cuando el porcentaje de teletrabajo en España ascendió al 19,1%. De esa cifra, un 16,2% de los ocupados teletrabaja de manera intensiva y un 2,9% solo trabajaba a distancia de manera ocasional.

«El teletrabajo alcanzó un máximo fruto de la extrema tensión laboral a la que sometió la pandemia a los diferentes sectores, por lo que era esperable un descenso significativo respecto a esos niveles máximos», apuntan desde la consultora de recursos humanos.

A pesar de las bajadas, Randstat insiste en que las cifras del trabajo a distancia del tercer trimestre están «cerca de duplicar los niveles de teletrabajo existentes antes de la crisis».

En su informe, Randstat también recoge un desglose por sexos que muestra cierta similitud entre el porcentaje de hombres (12,4%) y de mujeres (12,9%) que teletrabajan. Esta aproximación acorta la brecha surgida al comienzo de la pandemia, ya que el teletrabajo era «más difícil (o imposible) de aplicar eran actividades donde el peso del empleo masculino era mayor».

Por comunidades autónomas, Madrid encabeza las cifras de teletrabajo, con un 22,1% de los trabajadores trabajando a distancia durante el tercer trimestre. Un 5,5% de esa cifra lo hacía de manera ocasional, mientras que el 16,6% teletrabajaba más de la mitad de los días.

Por detrás de Madrid se sitúan Cataluña (14,7%) y la Comunidad Valenciana (11,7%).