UGT reclama la subida del SMI tras los datos de paro: “Ahora toca el empleo de calidad

Sede de UGT, logo de UGT, Unión General de Trabajadores

Sede de UGT. Autor: Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

“Ahora toca impulsar el empleo de calidad”. Así lo considera UGT después de que hoy se haya conocido que el número de afiliados a la Seguridad Social ha alcanzado un nuevo máximo histórico, al tiempo que el paro registrado ha caído hasta niveles de 2007. El sindicato reclama que el Congreso apoye la reforma laboral pactada con el Gobierno, así como una subida del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 1.000 euros.

En un comunicado, UGT considera “positivos los datos del paro”, pero insta a “mejorar la calidad del empleo en 2022”. Para ello, demanda a los grupos parlamentarios que apoyen el acuerdo de reforma laboral, alcanzado por los sindicatos y los empresarios, “para poner fin a la precariedad y temporalidad injustificadas en el mercado de trabajo”. El sindicato defiende, además, que los salarios suban en consonancia con el crecimiento económico; exige que el SMI se sitúe ya en 1.000 euros al mes, y que el Salario Mínimo de Convenio crezca también en este nuevo año hasta los 1.100 euros.

“Los datos de paro conocidos hoy son, sin lugar a dudas, una buena noticia que confirma una vez más la efectividad de llevar a cabo políticas de impulso económico y de protección social y del empleo en momentos de adversidad económica”, señala UGT. Sin embargo, la actual situación de “incertidumbre”, producto de la difusión de la variante Ómicron del virus, “demanda seguir profundizando en estas medidas a fin de que se fortalezca la actual etapa de expansión económica y sus frutos acaben redundando positivamente en el mayor número de personas posible”.

En este aspecto, el reciente acuerdo sobre la reforma laboral “jugará un papel muy importante al situar al empleo estable y de calidad como uno de los principales pilares sobre los que apoyar la recuperación económica”, cree UGT.

Igualmente, para asegurar que el acuerdo finalmente se acaba materializando en una mejora de las condiciones laborales de las personas trabajadoras, “es necesario que se siga complementando con otras actuaciones”. La primera, en materia salarial: “la generación de empleo estable debe venir acompañada de una política salarial que se traduzca en ganancias de poder adquisitivo para las personas trabajadoras, en consonancia con la actual fase expansiva en la que se encuentra la economía”.

Para ello, el sindicato exige que el SMI se sitúe ya en 1.000 euros a la vez que el Salario Mínimo de Convenio debe crecer también en este nuevo año hasta los 1.100 euros.