UGT alerta de que la inflación está “desbocada” y aboga por una subida del 5% de los salarios

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez. Autor: Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha aprovechado una entrevista concedida a La Vanguardia para abogar por una subida de los salarios este año del “entorno del 5%” ante la fuerte subida experimentada por la inflación, al tiempo que ha pedido al Congreso la aprobación de la reforma laboral.

“En España no suben los salarios desde hace años”, ha recordado Álvarez. “Este es un dato significativo, porque la subida de los salarios es necesaria para garantizar el crecimiento y la estabilidad económica”. “Es evidente que la inflación está desbocada y hay dudas de si esta situación ha venido para quedarse”, ha añadido el secretario general de UGT, que ha abogado por “subir de manera racional los salarios y conjugarlo con una cláusula de revisión para que, si la inflación prevalece, a final de año los salarios puedan recuperar lo perdido”.

Álvarez, que ha avisado de que “hay un clima en el que va a empezar a crecer una conflictividad de una cierta magnitud”, por lo que “nos estamos planteando la necesidad de recuperar el acuerdo de negociación colectiva, que de alguna manera sea la base que permita una negociación fluida y lo menos conflictiva posible”.

Para el sindicalista “plantear aumentos del 4% o 5% con una cláusula de revisión es más posible si se hace con un acuerdo interprofesional”. Álvarez ha reconocido que “no hemos acabado de cerrar la cifra con CCOO”. “Puede estar en torno al 5% con cláusula de revisión pero debemos consensuarlo con CCOO”.

Por otro lado, ha pedido a los grupos parlamentarios apoyar la reforma laboral negociada entre sindicatos, empresarios y Gobierno. “Es la reforma de Pedro Sánchez, porque en realidad en estos 14 acuerdos que hemos firmado el presidente del Gobierno siempre hay un momento clave en el que interviene”, ha señalado además. “Algunas veces porque hay discrepancias dentro del Consejo de Ministros. Y en la reforma laboral tampoco fue diferente”.