¿Trump o Biden? El verdadero miedo de Wall Street es que tarde en conocerse al ganador

Wall Street
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las elecciones de EEUU que enfrentan a Donald Trump y Joe Biden centran hoy todas las miradas de los mercados. Aunque el candidato demócrata parte con ventaja en las encuestas frente a su rival republicano, no se descarta una sorpresa como la ocurrida hace cuatro años. No obstante, el principal temor de Wall Street es que se reproduzca la situación de hace 20 años, cuando no se conoció al ganador hasta un mes y medio después.

Las últimas encuestas otorgan una ventaja de 10 puntos a Biden sobre Trump, que se reduce a 5 o 6 puntos en 12 estados. “Si bien en circunstancias normales tendríamos una primera lectura en la mañana del miércoles, no descartamos que el recuento pueda alargarse varios días e incluso semanas, teniendo en cuenta el gran número de votantes por correo”, avisan los analistas de Renta 4.

A menos que haya una clara victoria de cualquiera de los dos candidatos, “podría incluso ser el Tribunal Supremo quien tuviera que decidir ganador, en un proceso que se alargaría en el tiempo y, sin duda, traería gran volatilidad e incertidumbre a los mercados”, añaden los analistas en un informe en el que recuerdan que Trump ya ha advertido que podría impugnar el resultado electoral en caso de apreciar fraude en el voto por correo (en concreto alerta en los estados de Pensilvania y Nevada).

En ese sentido, los expertos consideran que “el principal riesgo” es el de no reconocimiento del ganador y “parálisis temporal” de la administración. Para encontrar un ejemplo similar hay que retrotraerse a la situación vivida en el año 2000, cuando se impugnó el recuento de votos en Florida y no se conoció el ganador -Bush, con Al Gore reconociendo la derrota- hasta mediados de diciembre, y tras una decisión del Tribunal Supremo.

“En aquel periodo de cinco semanas, hasta que se conoció al nuevo presidente de EEUU, el S&P perdió un -11%. El hecho de que en las elecciones de 2020 la controversia pueda afectar a un mayor número de estados podría prolongar en el tiempo la incertidumbre y penalizar a las bolsas”, avisa Renta 4.

En cuanto al impacto en mercado de quién gane finalmente las elecciones, los expertos creen que tanto la política monetaria como la política fiscal se mantendrán “excepcionalmente expansivas”.

Más en particular, una victoria demócrata “traería consigo un previsible aumento de impuestos a empresas (recorte de impuestos de 2017 podría revertirse, intención de aumentar IS del 21% al 28%) pero también un mayor estímulo fiscal”. No obstante, la capacidad para implementar todo el programa electoral dependería de si los demócratas ganan la Cámara y el Senado, puesto que en caso de que los republicanos mantuviesen el Senado, el margen de actuación sería menor.

En términos generales, “en caso de victoria de Biden, podríamos ver los siguientes impactos negativos: dólar (más estímulo fiscal exigirá financiación), energía (temas medioambientes), financieras (más regulación buscando defender al consumidor), tecnológicas (mantendrá investigaciones sobre grandes tecnológicas)”.

Por el contrario, “se podrían ver positivamente afectados: menor riesgo geopolítico (más conciliador con China), renovables (defensa medioambiente) e infraestructuras”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA