Torrent replica a JxCat que el pragmatismo significa «querer ganar» la independencia

El presidente del Parlament, Roger Torrent
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha defendido este lunes que el pragmatismo quiere decir «querer ganar» la independencia y que la mesa de negociación entre el Ejecutivo catalán y el Gobierno es un paso absolutamente necesario aunque no definitivo.

Así ha respondido Torrent, en una entrevista en Ràdio 4 recogida por Europa Press, de las críticas de JxCat al «independentismo pragmático» en el acto ‘A punt’ que celebró la formación este sábado en Barcelona.

Torrent ha defendido que quiere una república independiente catalana y que hará lo que haga falta para ganar y «no para ser grandilocuente, no para hacer gestos, no para hacer una simbología estéril» que no le permita avanzar.

«Si desde este punto de vista se quiere identificar como independentismo pragmático pues acepto la etiqueta», ha insistido.

Ha suscrito las palabras del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, de que ERC ha asumido en solitario el coste político de obligar al Estado a negociar, y ha dicho que se trata de una cuestión de responsabilidad.

«Es una cuestión de hacer lo que hace falta. ERC hace política y asume la responsabilidad de hacer aquello que hace falta en cada momento, y si esto tiene costes desde un punto de vista electoral o de la opinión de determinada parte de la ciudadanía de este país, pues los tendremos que asumir», ha sostenido.

Torrent ha explicado que lo importante es que la negociación con el Estado se concreta y se hace, lo que según él, significa que todo el mundo ha asumido la importancia de la mesa, y ha dicho que es una oportunidad que no se puede echar a perder: «Nos lo tenemos que creer, es la única oportunidad que tenemos para resolver de forma negociada este conflicto».

EL «ENEMIGO» ES EL ESTADO

Ha defendido que quien tomó la decisión de inhabilitar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, fue la Junta Electoral Central (JEC), y no el Parlament: «La realidad es la que es. Creo que nos equivocamos si confundimos el enemigo, el adversario es un Estado que ha decidido combatir un movimiento político a través del autoritarismo y la vulneración de derechos fundamentales».

Preguntado por unas nuevas elecciones, ha dicho que los grupos independentistas están condenados a entenderse y ha sostenido que la próxima legislatura tendrán que «aflorar» los acuerdos para afrontar los próximos cuatro años de forma positiva.

«Las elecciones se tienen que plantear cuando crea el Govern desde el punto de vista político, desde la capacidad que vea el Govern de avanzar más o menos en esta legislatura. Si después de los presupuestos se considera que ya no hay más recorrido político de la legislatura, se tendrá que convocar elecciones», ha afirmado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA