Telegrama para Corinna Larsen

Corinna zu Sayn-Wittgenstein
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Non olet (no huele) dijo el emperador Vespasiano a su hijo Tito quien le recriminaba que cobrara por el uso de los urinarios públicos en Roma. Al contrario, los 65 millones de euros que, según declara, le transfirió don Juan Carlos por amor y agradecimiento desprenden un olor fétido de despechos, de los que desatan venganzas calculadas y confirman que si nos dijera la verdad mentiría.

Cuando Enrique VIII dispuso que en vez de descuartizar a Tomás Moro sólo le decapitaran el reo comentó “Dios nos libre de la clemencia del Rey”. Y de los amores de Corinna, cabría añadir.