Telefónica entra en el radar de los inversores bajistas

Telefónica

Sede de Telefónica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Telefónica ha sido uno de los grandes protagonistas del Ibex 35 desde comienzos de año, con una revalorización de más de un 20%. Sin embargo poco a poco el rally comienza a dar síntomas de agotamiento, lo que ha atraído por primera vez en seis meses a una firma bajista a aflorar una posición corta en su capital.

Las acciones de Telefónica subían un 1,3% al cierre hasta marcar 4,03 euros dentro de un Ibex 35 que finalmente subía un 0,56%. El valor acumula una revalorización de un 24% en lo que va de 2021, con la capitalización bursátil en el entorno de los 22.300 millones de euros.

Sin embargo, este espectacular repunte comienza a dar síntomas de agotamiento: la subida de hoy viene precedida de dos jornadas consecutivas a la baja. Un entorno en el que no es de extrañar que Telefónica haya vuelto a entrar en el radar de las firmas bajistas.

De acuerdo con los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), AQR Capital Management ha aflorado una posición corta a fecha del 18 de marzo de un 0,50% del capital de Telefónica.

Se trata de la primera posición corta relevante en la compañía que preside José María Álvarez Pallete en casi seis meses, desde que en septiembre del año pasado Millennium International deshizo el 0,51% que tenía declarado.

A ello se suma que algunos analistas comienzan a advertir de que Telefónica ha agotado su potencial en bolsa. La semana pasada, los analistas de HSBC situaron el precio objetivo de las acciones en 3,80 euros. Aunque supone una mejora respecto a los 3,30 anteriores, está por debajo de su cotización actual.

Un poco más optimistas son los expertos de Barclays, aunque no demasiado: en su caso sitúan el precio objetivo en 4,20 euros, frente a los 4 euros anteriores.