La fiebre inversora catapulta las startups: Uber vale dos veces lo que BBVA

Uber
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La plataforma de alquiler inmobiliario entre particulares AirBnB alcanza una valoración holgadamente superior a la capitalización bursátil de un gigante como Deutsche Bank. La búsqueda de inversiones alternativas y, a ser posible, vinculadas a la denominada nueva economía ha disparado la inversión en startups en los últimos años. Las nuevas rondas de financiación de sus propias gigantes cosechan cada vez más apetito al punto de disparar su valoración a cotas nunca antes imaginadas en esta vibrante industria.
 
Este es el telón de fondo que ha dado lugar a un escenario donde Uber, la reconocida firma de alquiler de vehículos con chófer en trayectos predeterminados, vale ya el doble de lo que marca BBVA en Bolsa. A tenor del valor alcanzado por las acciones de la startup en su última ronda de financiación -en la que levantó 12.900 millones de dólares, su valoración ha ascendido a 68.000 millones de dólares, unos 60.960 millones de euros al cambio de divisas. Mientras tanto, la entidad financiera que preside Francisco González acaba de caer de la cota de los 34.000 millones.
 
La compañía de coches con conductor que a tantos litigios legales se ha enfrentado en muchos mercados en los que ha desembarcado, incluyendo España, es la líder de un ranking de 155 gigantes que han establecido The Wall Street Journal y la firma de análisis de capital riesgo Dow Jones VentureSource. El número no es un capricho de sus dos elaboradores, sino que es el de compañías de esta tipología que ya superan los 1.000 millones de dólares de valoración, lo que en notación estadounidense supone la preciada cota de su billón.
 
Los criterios empleados son fundamentalmente que sean compañías respaldadas en su integridad por firmas de capital riesgo, en sus diferentes estadios y tipologías, y que su actividad fundamental se base en economía digital, ya sea por empleo de aplicaciones, desarrollos tecnológicos o fundamentarse en sistemas colaborativos. La medalla de oro se la lleva EEUU, que por sí solo aporta 92 integrantes a la lista frente a los 44 de Asia y los 16 de Europa. De fuera de estas regiones, solo tres firmas: la israelí IronSource, la canadiense Kik Interactive y la nigeriana Africa Internet Group, que alcanzan por poco la valoración mínima requerida para entrar en el club.
 
Los datos recopilados para el estudio muestran que hace apenas dos años sólo eran 45 las compañías que figuraban en este elenco. Hace exactamente un año, en septiembre de 2015, el número había engordado ya hasta las 138 compañías. Entonces, como ahora, EEUU era también la primera economía del mundo en esta materia, pero el peso relativo de Asia era mayor. En latitudes más cercanas, eran ya 16 las compañías europeas que entraban en la lista.
 
De vuelta a la situación actual, la segunda del ranking es Xiaomi. La compañía china especializada en el desarrollo, fabricación y venta de smartphones cuenta con una valoración de 46.000 millones de dólares. Una cifra que, sin embargo, es la más engañosa de las tres que conforman el podio ganador, pues su última ronda de financiación se cerró en diciembre de 2014 frente a la cota marcada por Uber el pasado mes de junio y los 8.600 millones que Didi Chuxing, que viene a ser la versión china de la líder de la tabla, marcó este mismo mes de septiembre.
 
La plataforma de alquiler de inmuebles AirBnB es la siguiente de la lista. Cuarta con los 25.500 millones de dólares que marcó al cierre de su ronda de financiación más reciente, en junio de 2015. A falta de un mercado secundario fiable para tomar el pulso al valor de la startup, supera con holgura al cambio la actual capitalización bursátil de todo un gigante financiero como es Deutsche Bank, que a razón del precio de cierre del viernes en la Bolsa de Fráncfort vale hoy por hoy 16.537 millones de euros.
 
En la lista suben con fuerza en los últimos tiempos aplicaciones sociales cada vez más populares y que comienzan a monetizar con creciente eficiencia sus tráficos de usuarios. Snapchat, Flipkart, Pinterest, Dropbox y Spotify. En la parte alta de esta lista se colocan también plataformas chinas online de comercio como Lufax y la desarrolladora aeroespacial estadounidense SpaceX, que recientemente sufrió la explosión de uno de sus cohetes a punto de partir al espacio desde sus instalaciones de Cabo Cañaveral en Florida.
 
De entre las europeas, la firma de venta online de zapatos Zalando se cae de la lista en su última edición. Logran puesto compañías responsables de aplicaciones tan conocidas como Shazam, Home24, Deliveroo, TransferWise,BlaBlaCar, Hello Fresh y la ya nombrada Spotify. Todas ellas en orden creciente de valoración desde la cota mínima del billón estadounidense hasta los 8,5 billones de aquella notación numérica.