Google muestra su “descontento” a Bruselas por la propuesta sobre derechos de autor

Google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Google recuerda que la propuesta de la Comisión Europea es similar a las “leyes fallidas” en Alemania y España sobre este asunto. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, aprovechó el debate sobre el Estado de la Unión para proponer una reforma de los derechos de autor en Internet, incluyendo la polémica medida que permitiría a los medios cobrar a las plataformas online por el uso de los contenidos. La respuesta de Google no se ha hecho esperar. “Creemos que hay otra manera de hacer las cosas”, ha señalado el gigante de Mountain View.
 
“Quiero que los periodistas, editores y autores cobren de manera justa por su trabajo, ya lo hagan en una oficina o en casa, lo difundan en formato físico u online, lo distribuyan gracias a una fotocopiadora o a un enlace”, apuntó Juncker al anunciar sus propuestas en su comparecencia ante el Parlamento Europeo.
 
Entre otras cosas, el Ejecutivo comunitario propone que los editores de prensa puedan reclamar derechos de autor a plataformas online -como puede ser Google News- por los artículos publicados en estos sitios, ya que considera que estas compañías obtienen beneficios indirectamente.
 
La propuesta del político luxemburgués no ha sentado bien a Google, que se ha apresurado a responder que “creemos que hay otra manera de hacer las cosas”. “Innovación y acuerdos (no subvenciones obligatorias y restricciones gravosas) son la clave para un ecosistema exitoso, diverso y sostenible en el sector de los medios en Europa”, considera el gigante de Internet, que añade que “tanto para los creadores como para los consumidores europeos es vital preservar los principios del enlace, compartición y creatividad, pilares sobre los que se fundamenta el éxito de la web”.
 
“Todavía no se ha alcanzado el equilibrio apropiado y Google está comprometido a formar parte de esta discusión”, reconoce la compañía.
 
La vicepresidenta de Política Global de Google, Caroline Atkinson, no esconde en un comunicado que “estamos descontentos” al ver que la propuesta de Bruselas incluye “un nuevo derecho para los editores de prensa después de que decenas de miles de voces distintas (incluida la nuestra) han reclamado un enfoque diferente”. “La propuesta parece similar a las leyes fallidas tanto en España como en Alemania”, recuerda, “y representa un paso atrás para los derechos de autor en Europa”.
 
“La propuesta podría incluso limitar la posibilidad de Google de mandar tráfico de manera gratuita que pueda ser monetizable, a los medios de noticias, a través de Google News y el buscador”, avisa Atkinson, ya que, “después de todo, pagar por mostrar fragmentos de información no es una opción viable para nadie”.
 
El proyecto de Bruselas todavía tiene que pasar por el Parlamento Europeo y el Consejo, trámite que podría durar varios meses. Si finalmente se aprueba, será vinculante para todos los países miembros, que tendrán que adaptar su legislación al mismo.