www.elboletin.com
Edición testing    19 de octubre de 2019

Política monetaria

Bancos centrales

Draghi abandona la presidencia del BCE con la mayor división en el Consejo de Gobierno de sus ocho años de mandato.

La introducción del programa de compra de bonos y del sistema escalonado de tipos de interés fueron las medidas aprobadas por el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) que generaron una mayor división entre los responsables de política monetaria, si bien todos estuvieron de acuerdo en que eran necesarias algunas medidas de estímulo.

Bancos centrales

“Hemos aprendido de la experiencia en Japón que es posible quedar atrapados en un círculo vicioso”, señala el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha reconocido hoy que la situación de tipos de interés bajos y negativos en la que se encuentra la eurozona puede acabar desembocando en una ‘japonización’ de la economía, por lo que ha pedido a los gobiernos del viejo continente una política fiscal que complemente a la monetaria.

Bancos centrales

Elga Bartsch, Claudia Buch e Isabel Schnabel, las tres principales favoritas para suceder a Sabine Lautenschläger en el Comité Ejecutivo del BCE.

La semana pasada la alemana Sabine Lautenschläger provocó un terremoto en el seno del Banco Central Europeo (BCE) al presentar de manera inesperada la renuncia a su puesto en la institución tras reactivarse las compras de bonos. En plena desaceleración económica y coincidiendo con la transición en la presidencia de Mario Draghi a Christine Lagarde, la duda ahora es quién será el elegido o elegida del Gobierno de Angela Merkel para ocupar el puesto.

Bancos centrales

La economista alemana presenta su renuncia cuando quedaban más de dos años para que finalizase su mandato.

Tormenta en el seno del Banco Central Europeo (BCE) en plena recta final del mandato de Mario Draghi. Sabine Lautenschläger, funcionaria alemana de mayor rango en la institución, ha presentado de manera inesperada su renuncia apenas una semana después de que el responsable de política monetaria anunciase el reinicio del programa de compra de bonos.

Bacos centrales

Pimco analiza en un informe las posibilidades que una política fiscal expansiva sea una forma efectiva de reactivar el crecimiento económico.

Este mes de septiembre se espera que la Reserva Federal y el Banco Central Europeo (BCE) recorten tipos de interés, una medida que en el caso del Viejo Continente podría venir acompañada de nuevas compras de activos. Sin embargo, los expertos empiezan a advertir de que el margen de maniobra de la política monetaria se está agotando y es hora de que los gobiernos tomen la responsabilidad mediante la política fiscal.

Bancos centrales

El mercado espera un recorte de diez puntos en el tipo de depósito y el anuncio de un nuevo programa de compra de activos.

En justo dos semanas –el 12 de septiembre- el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebrará su esperada reunión de política monetaria. Hace solo unos días el vicepresidente Luis de Guindos avisaba de que las decisiones de la institución no dependen de las expectativas de los mercados, por lo que no es descartable que los hombres de Draghi puedan sorprender con unas medidas diferentes a las anticipadas.

Guerra comercial

Aumenta la presión para que la Reserva Federal sea más agresivo en su próxima reunión.

La política monetaria internacional se ha convertido en un sálvese quien pueda ante la escalada de la guerra comercial entre China y EEUU. Esta semana, y con apenas unas horas de diferencia, tres bancos centrales asiáticos sorprendieron al mercado con sendos recortes de tipos de interés, aumentando aún más la presión sobre la Reserva Federal para que actúe en septiembre.

Bancos centrales

La institución recorta las previsiones de crecimiento económico para 2019 y 2020, hasta un 1,3% en ambos casos.

El Banco de Inglaterra ha decidido de forma unánime mantener los tipos de interés en el 0,75%, así como no introducir variaciones en sus medidas no convencionales de estímulo monetario, si bien ha advertido de que la evolución de la tasa dependerá del impacto y los términos del Brexit, en principio fijado para el 31 de octubre.

Bancos centrales

“El Consejo de Gobierno debe estar determinado a actuar en caso de contingencias adversas”, advirtió en la última reunión Philip Lane, economista jefe del BCE.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) estuvo ampliamente de acuerdo en la reunión de junio en que “necesitaba estar listo y preparado para relajar más su política monetaria ajustando todos sus instrumentos” porque ha aumentado la incertidumbre.

Banca

Un ‘paper’ publicado por el BCE muestra que algunos bancos cobran a las empresas por sus depósitos tipos más negativos que los que pagan ellos a la institución.

Para lamento de los bancos europeos, en 2014 el Banco Central Europeo (BCE) situó por primera vez el tipo de facilidad de depósito en terreno negativo, lo que en la práctica significa que comenzó a cobrar a las entidades por situar sus excesos de liquidez en la institución. Actualmente se encuentra en el -0,40% y todo parece indicar que de moverse en un futuro próximo será para bajar más, pero eso no es ninguna excusa para los bancos, que pueden trasladarlo a los depósitos de su clientela sin que se vea afectada su financiación.

Bancos centrales

La decisión de retrasar el horizonte de las subidas de tipos compromete al sucesor de Draghi, que abandonará el cargo en octubre.

Cuando en octubre de este año Mario Draghi abandone la presidencia del Banco Central Europeo (BCE) se convertirá en el primer hombre en ocupar el cargo en no acometer ni una sola subida de tipos. Pero el italiano, además, ha pavimentado el camino para que su sucesor no pueda adoptar un cambio de rumbo y se vea obligado a seguir sus pasos durante casi un año, algo que no es baladí teniendo en cuenta que entre los nombres que suenan vuelve a destacar el ‘halcón’ alemán Jens Weidmann.

Bancos centrales

La institución pone sobre la mesa unas subastas de liquidez generosas para la banca pero con precauciones para que no las dediquen a carry trade con bonos soberanos.

El Banco Central Europeo (BCE) aleja un poco más las subidas de los tipos de interés. Al menos, hasta “el primer semestre de 2020”. Así lo ha comunicado hoy el Consejo de Gobierno tras la reunión que ha celebrado hoy en Vilna (Lituania) y en la que la institución ha dado nuevos detalles sobre las subastas de liquidez barata para la banca, no tan generosas como había anticipado el mercado.

Banco Central Europeo

El BCE estudiará si el impacto de los tipos negativos en la banca “debe ser mitigado”, señala el presidente del BCE, Mario Draghi.

Tras una reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) en la que no ha habido decisiones relevantes, el presidente de la institución, Mario Draghi, ha adoptado su tono más ‘dovish’ para advertir de que la “persistencia de las incertidumbres” sigue pesando sobre la economía de la eurozona, por lo que todavía es necesario “un amplio grado de acomodación monetaria”.

Bancos centrales

La institución reconoce la “preocupación” por el impacto que los bajos tipos pueden tener en la rentabilidad de los bancos.

Algunos miembros del Banco Central Europeo (BCE) apostaron por retrasar el horizonte de las subidas de los tipos de interés al menos hasta el “final del primer trimestre de 2020”, según muestran las actas de la institución, publicadas hoy, que ponen de manifiesto también “la preocupación” de los responsables de la política monetaria sobre los efectos del escenario de bajos tipos sobre la banca.

Bancos Centrales

El Consejo de Gobierno del BCE celebrará mañana su primera reunión de política monetaria tras el fin de la compra de bonos.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebra mañana jueves su primera reunión de política monetaria del año, la primera también desde que el pasado diciembre finalizó el programa de compra de bonos. Aunque no se esperan cambios en esta cita, Mario Draghi, al que quedan meses en el cargo, podría empezar a sentar las bases de lo que cabe aguardar en un futuro próximo. Dos focos principalmente: las ansiadas subidas de tipos y las subastas de liquidez barata para la banca.