www.elboletin.com
Edición testing    16 de julio de 2019

Hospital Clínico San Carlos

Madrid

El sindicato MATS alerta de un duro miércoles con 11 profesionales para atender a 48 pacientes en una sala con 30 camas y camillas.

Los colapsos en las Urgencias hospitalarias no solo son cosas del invierno y la gripe. Los centros más allá de estos picos de crisis siguen resintiéndose. Y dos componentes no ayudan: la falta de camas ya sea por el cierre continuo o programado del verano y la siempre presente falta de personal. Así se está viendo este miércoles en el propio Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Madrid

El comité de empresa del hospital madrileño consigue que Garbialdi cubra los 11 puestos con ceses definitivos y que se comprometa a pagar lo adeudado.

El Hospital Clínico San Carlos de Madrid ha amanecido este viernes con normalidad. Las trabajadoras del servicio de limpieza han desconvocado la huelga indefinida que iniciaron este mismo lunes y que no ha tenido un camino sencillo. La decisión se ha tomado después de que se haya alcanzado un acuerdo entre el comité de empresa y la empresa Garbialdi.

Madrid

El sindicato MATS asegura que la empresa Garbialdi está movilizando a responsables de otros centros para elevar las presiones. Mientras, la Consejería sitúa servicios mínimos “abusivos”.

Garbialdi no parece poner fácil la huelga indefinida de las trabajadoras de limpieza en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. O al menos así lo denuncian las profesionales que hablan, en declaraciones a EL BOLETÍN, de una primera jornada de paros -la del lunes- llena de “amenazas, coacciones y controles”.

Madrid

La plantilla inicia el lunes 1 de abril una huelga indefinida contra los incumplimientos del convenio colectivo por parte de la empresa adjudicataria Garbialdi.

El inicio de abril se promete movido en los hospitales madrileños. Concretamente en el servicio de limpieza. El día 2 de abril está convocada una huelga indefinida en los hospitales 12 de Octubre, La Princesa, La Paz, Ramón y Cajal, Getafe y Móstoles por no pagar la carrera profesional al personal de limpieza. Y ahora, por un motivo distinto, se suma el Hospital Clínico San Carlos.

Madrid

El centro rechaza facilitar cuánto se ha gastado en material fungible. Según ha podido saber este medio, jamás se hizo un contrato público para adquirir este suministro imprescindible.

El Hospital Clínico San Carlos se convirtió en 2006 en el primer hospital de España con contar con un robot Da Vinci. Fue donado por la Fundación Esther Koplowitz hasta que en 2017 quedó obsoleto y se decidió contratar, a través de un arrendamiento, un nuevo aparato. Sin embargo, el robot en la última década no ha salido gratis al hospital madrileño.

Cierre de camas

El sindicato MATS señala que el Hospital Clínico San Carlos cerrará 337 camas de las 861 actualmente instaladas.

El cierre de camas por la llegada del verano empieza a preocupar en los hospitales madrileños. La Consejería de Sanidad, por el momento, no ha desvelado el número de unidades que se cerrarán en esta época estival. No facilitó los datos ni ante las peticiones de la oposición en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid. Sin embargo, algunas cifras empiezan a aparecer.

Contratos públicos

La Comunidad de Madrid publica la formalización del servicio de mantenimiento de electromedicina del hospital en el boletín oficial.

El Hospital Clínico San Carlos de Madrid ya ha cerrado su nuevo contrato de electromedicina. Tras un largo camino donde las circunstancias se han ido sucediéndose, la Comunidad de Madrid ha publicado en su boletín oficial (BOCM) la formalización del servicio de mantenimiento. Y, pese a las irregularidades en las prórrogas entregadas durante varios años, el centro ha vuelto a adjudicar el concurso a la misma empresa.

Sanidad

El hospital afirma que se trata de una “gotera” ya solventada que ha provocado la reubicación de cinco pacientes, el sindicato MATS habla de hasta 16 camas cerradas.

La semana está siendo intensa en el Hospital Clínico San Carlos. Si este miércoles se caía parte de un techo de la UCI del centro hospitalario por el embalsamiento de agua, los desperfectos han vuelto a reproducirse en las últimas horas. Según ha informado el sindicato MATS, una nueva avería con una tubería de la UCI norte ha obligado a la reubicación de varios pacientes.

Sanidad

No ha habido heridos porque las enfermeras detectaron el problema y evacuaron antes a los pacientes.

Los profesionales de enfermería del turno de noche detectaron a primera hora de la mañana un embalsamamiento de agua sobre el techo de la UCI del Hospital Clínico San Carlos, en la capital. Según informa el sindicato de enfermería SATSE, rápidamente se procedió a evacuar a los pacientes de una unidad que cuenta con unas 8 camas.

Sanidad

Historia del caso de Juan Manuel Pacheco Domínguez, señalado por su gestión en Madrid y por sus movimientos con el contrato de electromedicina en la Fundación Hospital Calahorra

Un total de 332 kilómetros y 3 horas y media de coche separan el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y la Fundación Hospital Calahorra de La Rioja. La relación entre ambos centro no debería ir, a priori, más allá de ser parte de la sanidad pública. Sin embargo, los dos hospitales están más que vinculados a través de una serie de movimientos ‘extraños’, así como denunciados con su concurso de mantenimiento de la electromedicina. Hay también otro nexo de unión: el gerente del complejo riojano, que ha entrado con fuerza, fue un ex alto cargo de la sanidad pública madrileña hasta hace bien poco.

Sanidad

En la última década, el mismo contrato salió por 2,5 millones y ahora, tras las peticiones de dimisión que salieron desde la Asamblea de Madrid, es licitado por 1,7 millones.

El mantenimiento de los aparatos de electromedicina del Hospital Clínico San Carlos de Madrid no parece tarea sencilla. O al menos licitar su contrato. Tras estar años sin que saliera el nuevo contrato -lo que provocó la firma de más de un centenar de prórrogas irregulares-, el hospital madrileño por fin decidió sacar a la luz la licitación. Sin embargo, una serie de circunstancias provocaron su desistimiento.

Sanidad

En este inicio de año, trabajadores de los hospitales Ramón y Cajal, La Princesa, La Paz, el 12 de Octubre y el Gregorio Marañón han estallado ante la saturación de sus Urgencias.

El patrón se repite año tras año: los servicios de Urgencias de los hospitales alcanzan los picos de saturación con la llegada de la gripe. O al menos ese es el argumento que sale desde las altas esferas sanitarias. Sin embargo, los comunicados de trabajadores y sindicatos viran en otra dirección: el problema no es la gripe, es la falta de acción para reabrir camas y contratar a más personal. Y en las últimas semanas las denuncias de los profesionales se están desbordando, sobre todo en los grandes hospitales de la Comunidad de Madrid.

Sanidad

Si el martes había hasta 58 pacientes en salas para 30 personas; este jueves, según MATS, había 19 usuarios esperando “más de 24 horas” a ser ingresados en planta.

“El problema no es la gripe; son las camas cerradas”, advertían los trabajadores del Hospital Clínico San Carlos de Madrid ante los colapsos que se están viviendo en las últimas semanas. El martes se alcanzaba un pico cuanto menos llamativo: 58 pacientes en la Sala de Agudos cuya capacidad es para 30 personas, al tiempo que había 25 usuarios esperando un ingreso. Varias horas después, tras las medidas tomadas por el hospital, la situación no se ha volteado.

Sanidad

Según denuncia MATS, hay 58 pacientes cuando la capacidad es para 30, mientras hay 90 camas cerradas y 25 esperando un ingreso.

Los datos del cuadro de mando y las imágenes que sacan los profesionales evidencian los problemas con las urgencias en los hospitales madrileños. Ayer el Hospital La Paz; hoy el Clínico San Carlos. El SOS de los profesionales son continuos. “No te puedes imaginar cómo están las Urgencias”, relata Yolanda Valverde, delegada del sindicato MATS en el centro madrileño, a EL BOLETÍN. En total, según señala, hay 25 pacientes esperando ingreso y la sala de agudos, que cuenta con una capacidad para 30 personas, tiene a 58 pacientes “hacinados en pasillos, camillas y sillas convencionales”.

Sanidad

La Comunidad de Madrid se mantiene firme en que todo lo que ha girado a este contrato contado por EL BOLETÍN ha sido acorde a la “normalidad”.

“Este asunto en una empresa seria y responsable llevaría al cese inmediato del director gerente”; “Tenemos que poner en evidencia que la responsabilidad del Gobierno, además de ser pulcra y transparente, debe ser un buen gestor. Y este contrato no sería más que una evidencia de todo lo contrario”; “Este señor ya estaría fuera de la empresa con una mala gestión y aquí se agrava con una mala utilización del dinero de todos”.