www.elboletin.com
Edición testing    29 de septiembre de 2020

bonos verdes

Bonos verdes

Algunos expertos ponen en duda que todo el dinero recaudado se use en proyectos sostenibles.

BBVA colocó ayer en el mercado 1.000 millones de euros en un bono contingente convertible en acciones (CoCos o AT1) con un interés de partida del 6,5%, en el que se convertía en el primer instrumento ‘verde’ de estas características que emite una entidad financiera. La operación ha levantado dudas no obstante en el mercado sobre qué uso sostenible se le dará a ese dinero.

Cambio Climático

La presidenta del BCE quiere “explorar todas las vías disponibles para combatir el cambio climático”.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha abierto la puerta a utilizar el agresivo programa de compra de activos de la institución, para alcanzar objetivos medioambientales. “Quiero explorar todas las vías disponibles para combatir el cambio climático”, ha señalado en una entrevista a Financial Times. “Esto es algo que defiendo con mucha fuerza”.

Recuperación

"Si queremos que esta recuperación sea sostenible, si nuestro mundo debe transformarse para ser más resiliente, entonces tenemos que hacer todo lo que podamos para promover una 'recuperación verde'".

La jefa del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, abogó este miércoles a favor de que la recuperación tras la crisis por el coronavirus sea respetuosa con el medioambiente, en un discurso durante una conferencia virtual sobre el clima.

Empresas

Los fondos obtenidos serán utilizados por la compañía para financiar o refinanciar, en parte o en su totalidad, proyectos renovables en Estados Unidos.

Avangrid, la filial estadounidense de Iberdrola que cotiza en la Bolsa de Nueva York, ha colocado una emisión de bonos 'verdes' a cinco años por un importe de 750 millones de dólares (unos 691 millones de euros), siguiendo así los pasos de su matriz, que la pasada semana también colocó 750 millones de euros en el mercado de deuda, a pesar de la volatilidad existente por la crisis de la pandemia mundial del coronavirus.

Bonos verdes

Estas emisiones públicas, corporativas y del sector financiero acumulan más de 762.000 millones de euros.

La emisión global de bonos verdes superó los 247.000 millones de euros (271.000 millones de dólares) en 2019, lo que supone un crecimiento anual del 49%, según los datos de Deutsche Bank.

Bonos verdes

Santander Consumer emite un bono verde de 95 millones con una demanda más de dos veces superior.

Santander Consumer Nordics, la financiera del grupo Santander que opera en Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca, ha emitido un bono verde de 1.000 millones de coronas suecas (95 millones de euros), cuya demanda ha sido más de dos veces superior a la oferta, según fuentes de mercado consultadas a Europa Press.

Calentamiento global

Solo el 18% de los bancos dispone de un marco elaborado internamente para hacer un seguimiento de las denominadas ‘emisiones financiadas’.

¿Cuál es el verdadero impacto ecológico de la actividad bancaria? Los bancos emiten gases de efecto invernadero para dar energía a sus sucursales y oficinas, pero también financian las emisiones de otras empresas a través de sus préstamos, inversiones y otros servicios financieros. Es lo que se denomina ‘emisiones financiadas’, y de acuerdo a un reciente estudio elaborado por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) y la Federación bancaria Europea (EBF), la mayoría de entidades ni las miden ni tampoco tienen intención de hacerlo en un futuro próximo.

Tesoro Público

El Tesoro prevé una emisión neta de 32.500 millones en 2020 y emitir bonos verdes en la segunda mitad del año.

El Tesoro Público prevé realizar una emisión neta de deuda pública de 32.500 millones de euros en el año 2020, lo que supone un 7,1% menos respecto a la estrategia del año pasado, pero un 62,8% más respecto a los 19.960 millones emitidos a cierre de 2019.

Cambio climático

Los analistas de ABN Amor esperan que el mercado de bonos verdes soberanos se triplique y el de bonos verdes corporativos se duplique en los próximos cuatro años.

Europa ha establecido una ambiciosa agenda para la política climática y energética de los próximos años que requerirá unas inversiones de hasta 460.000 millones de euros. Y una de las claves para alcanzar las metas fijadas pasa por un ‘boom’ de los bonos verdes: de acuerdo con los cálculos de ABN Amro, el mercado de bonos verdes corporativos podría duplicarse en los próximos cuatro años, mientras que en caso de la deuda soberana verde se triplicaría.

COP25

Fuente importante de financiamiento de los proyectos medioambientales, la deuda "verde" nace de una voluntad política o estratégica fuerte y es objeto de un cuidado especial antes de la etapa clave de su encuentro con el mercado.

¿Cómo funciona una deuda verde?

"Un bono es un reconocimiento de deuda, negociable en el mercado de la deuda", contrariamente a un crédito que implica únicamente al prestatario y a su banco, recuerda Frédéric Gabizon, responsable del mercado de bonos de HSBC France.

Emisiones verdes

Iberdrola lidera la emisión de bonos verdes. Ha colocado en los mercados de capitales 11.000 millones de euros en financiación verde.

El mercado de bonos verdes no ha parado de crecer en los últimos años aunque todavía está lejos de poder alcanzar el potencial necesario para financiar una economía baja en carbono. A escala global el saldo vivo apenas alcanza los 700.000 millones de dólares, frente a los 92 billones que supone el conjunto del mercado mundial de bonos.

Cambio climático

La ‘Climate Bonds Initiative’ estima que la emisión de bonos verdes debe alcanzar al menos un billón de dólares al año para financiar una economía baja en carbono.

Los bonos verdes han experimentado un notable crecimiento en los últimos años pero la emisión sigue siendo “insuficiente” para financiar la transición a una economía con bajas emisiones de carbono. Así lo señala en un reciente informe Xuan Sheng Ou Yong, analista de BNP Paribas Asset Management, que considera que el empujón definitivo de este mercado debería llegar a través de los bancos centrales.

Energía

Iberdrola mejorara sus perspectivas y prevé obtener un crecimiento del beneficio neto de 2019 en nivles de "doble dígito bajo"

Iberdrola ha alcanzado un beneficio neto de 1.644,4 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 16,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Este resultado se debe, fundamentalmente, a las inversiones récord realizadas por el grupo, que se cifran en 3.054 millones hasta junio, un 23,2% más que en el mismo periodo de 2018. Esta cantidad supone además la mayor cifra de inversiones acometidas en un semestre en la historia del grupo. Las acciones de la eléctrica han recibido con subidas de medio punto las cuentas.

Bonos verdes

El BCE tiene en su balance unos 6.000 millones de euros en bonos verdes, aproximadamente un 4% de las tenencias totales dentro del programa de compra de activos.

Los bonos verdes, entendidos como aquellos que se destinan exclusivamente a financiar o refinanciar proyectos verdes elegibles, no están fuera del radar del Banco Central Europeo (BCE) y su agresivo programa de compra de bonos, que finalizará este año. De hecho, la institución que preside Mario Draghi se ha hecho con casi un 20% de los ‘bonos verdes’ elegibles para su compra.

Bonos verdes

En los cinco primeros mes del año, la emisión de bonos verdes alcanzó los 4.450 millones de euros.

La emisión de bonos verdes como forma financiación es cada vez más frecuente entre empresas y entidades públicas españolas. De los apenas 80 millones de euros gestionados en 2002 se pasó a los 185.423 millones de euros captados en el año 2016, debido al punto de inflexión que supuso la firma del Acuerdo de París a finales de 2015, a través del cual cerca de doscientos países se comprometieron a frenar el cambio climático.