www.elboletin.com
Edición testing    23 de agosto de 2019

Bancos centrales

Bancos centrales

Los miembros del Consejo de Gobierno trabajan en un sistema escalonado para mitigar los efectos de los tipos negativos en la banca.

Las actas de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) del 25 de julio han mostrado que los hombres de Mario Draghi son receptivos a un programa de estímulo que podría incluir tanto recortes en los tipos de interés como nuevas compras de activos.

Banca Digital

El BCE llama a la banca a ponerse las pilas tras anunciar una violación de las medidas de seguridad que protegen el sitio web de su BIRD.

La semana pasada, el Banco Central Europeo (BCE) anunciaba un ataque informático a uno de sus sitios web. No será un caso aislado. La institución ya reconoce abiertamente que los bancos que adopten un sistema de almacenamiento de datos en la nube y otras tecnologías digitales corren un serio riesgo de ser atacados por piratas informáticos, y estudia exigirles medidas adicionales de seguridad, o incluso mayores colchones de capital.

Mercados

Incertidumbre total en los mercados: los analistas se mueven desde llamamientos a no perder la calma hasta vaticinios de una recesión a la vuelta de la esquina.

La volatilidad se ha adueñado de los mercados ante la escalada de la guerra comercial entre China y EEUU, que amenaza con hacer descarrilar el crecimiento económico mundial mientras en Reino Unido se acerca a la fecha límite del Brexit sin ningún acuerdo en perspectiva. Aunque los bancos centrales han comenzado a tomar cartas en el asunto con recortes de tipos y nuevas medidas de estímulo, los inversores aguantan la respiración a la espera de la cumbre de Jackson Hole.

Guerra comercial

Aumenta la presión para que la Reserva Federal sea más agresivo en su próxima reunión.

La política monetaria internacional se ha convertido en un sálvese quien pueda ante la escalada de la guerra comercial entre China y EEUU. Esta semana, y con apenas unas horas de diferencia, tres bancos centrales asiáticos sorprendieron al mercado con sendos recortes de tipos de interés, aumentando aún más la presión sobre la Reserva Federal para que actúe en septiembre.

Bancos centrales

Los bancos centrales compraron 374 toneladas del metal en la primera mitad del año, una cantidad nunca vista desde que se abandonó el ‘patrón oro’ en 1971.

Las continuas tensiones comerciales entre EEUU y China y los efectos que pueden tener sobre el dólar han llevado a los bancos centrales a replantearse sus reservas, devolviendo al oro un protagonismo que prácticamente no tenía desde hace cincuenta años. De acuerdo con un informe del World Gold Council (WGC), los bancos centrales compraron solo en la primera mitad del año 15.700 millones de dólares en el preciado metal, una cantidad nunca vista hasta ahora.

Bancos centrales

La institución recorta las previsiones de crecimiento económico para 2019 y 2020, hasta un 1,3% en ambos casos.

El Banco de Inglaterra ha decidido de forma unánime mantener los tipos de interés en el 0,75%, así como no introducir variaciones en sus medidas no convencionales de estímulo monetario, si bien ha advertido de que la evolución de la tasa dependerá del impacto y los términos del Brexit, en principio fijado para el 31 de octubre.

Bancos centrales

El ‘Acuerdo sobre el Oro de los Bancos Centrales’ (CBGA), vigente a través de diversas fórmulas desde 1999, llegará a su fin en septiembre de 2019.

El Banco Central Europeo (BCE) y los otros 21 bancos centrales firmantes del ‘Acuerdo sobre el Oro de los Bancos Centrales’ (CBGA por sus siglas en inglés) han decidido no renovarlo cuando expire en septiembre de 2019. Una decisión que se conoce con el metal precioso viviendo una nueva juventud después de que los temores a la guerra comercial entre EEUU y China hayan impulsado su inversión como refugio.

Bancos centrales

El BCE implanta un objetivo de inflación “simétrico” y estudiará medidas para paliar los efectos de los tipos negativos en la banca.

En su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido de momento mantener los tipos de interés, aunque allanando el camino para después del verano acometer futuros recortes y nuevas compras de activos. No obstante, durante su comparecencia, el presidente Mario Draghi ha aclarado que en la cita de hoy no se ha discutido ningún recorte y que, de cara al futuro, la institución estudiará medidas para “paliar” los efectos que los tipos negativos tienen sobre los márgenes de la banca.

Bancos centrales

Los expertos esperan que el BCE prepare el terreno para nuevos recortes de tipos en septiembre, con medidas paliativas para la banca.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebra hoy una reunión de política monetaria en la que se espera que la institución deje todo preparado para un nuevo recorte de tipos en septiembre, en el que se ahondaría en el tipo de depósito negativo. Esta situación podría añadir más presión sobre unos bancos que se han lamentado amargamente de la situación, por lo que cada vez más los expertos esperan que los hombres de Draghi introduzcan alguna medida paliativa.

Bancos centrales

La medida “contribuiría a un mayor anclaje de las expectativas de tipos de interés ‘más bajos por más tiempo’”, avisa Antoine Bouvet, estratega senior de tipos de ING.

A pesar de toda la batería de medidas puestas sobre la mesa, el Banco Central Europeo (BCE) se ha mostrado incapaz en los últimos años de cumplir su objetivo de inflación, que pasa por una tasa ‘justo por debajo del 2%’. La solución podría ser tan sencilla como cambiar el objetivo mismo, una medida que los hombres de Mario Draghi estarían estudiando y que tendría efectos “significativos” en los mercados.

Renta Fija

El volumen de la deuda de rendimiento negativo pasa en ocho meses de seis a 13,2 billones de dólares.

El volumen de la deuda de rendimiento negativo sigue disparándose a la espera de que el Banco Central Europeo (BCE) de una nueva vuelta de tuerca a su política monetaria ultra acomodaticia en los próximos meses. En un período de apenas ocho meses, los títulos de renta fija que no pagan intereses -sino por los que hay que pagar- se han más que duplicado, de acuerdo con un informe de los analistas de BNP Paribas Asset Management.

Materias primas

Tras superar la barrera de los 1.400 dólares la onza por primera vez en seis años, el metal precioso acumula más avances en julio.

El oro vuelve a estar de moda en los mercados. El metal precioso es cada vez más visto como una de los pocos refugios sólidos ante la posibilidad de una desaceleración de EEUU, particularmente en medio de las crecientes expectativas de que los nuevos recortes de tipos de los bancos centrales no lograrán reactivar a la economía mundial.

Bancos centrales

Los analistas aclaran que se trata de una opción remota que solo llegará si la economía empeora mucho.

¿Y si el Banco Central Europeo (BCE) diese un paso más y no se limitase a adquirir bonos, sino que también comprase acciones? Las últimas intervenciones de Mario Draghi abriendo la puerta al regreso del programa de compra de activos han vuelto a alimentar uno de los rumores más recurrentes en los mercados durante los últimos años. No obstante, los analistas aclaran que a día de hoy se trata de una opción remota.

Renta Fija

Bonos empresariales con calificación basura por valor de 3.000 millones de euros ofrecen rentabilidades negativas.

Los bonos basura, también conocidos como bonos de alta rentabilidad o ‘high yield’, empiezan a hacer poco honor a su nombre en Europa. La política de tipos ultrabajos impulsada por el Banco Central Europeo (BCE) ha propiciado que los rendimientos negativos lleguen también a estos títulos, algo que en principio parecía reservado sólo a la deuda más segura.

Bancos centrales

“El Consejo de Gobierno debe estar determinado a actuar en caso de contingencias adversas”, advirtió en la última reunión Philip Lane, economista jefe del BCE.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) estuvo ampliamente de acuerdo en la reunión de junio en que “necesitaba estar listo y preparado para relajar más su política monetaria ajustando todos sus instrumentos” porque ha aumentado la incertidumbre.