Tachan de “ridículo” el presupuesto “histórico” para sanidad de Garrido y Aguado

Ignacio Aguado y Ángel Garrido tras su acuerdo presupuestario

La Comunidad de Madrid ha salido a celebrar el acuerdo presupuestario con Ciudadanos. Y, en concreto, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha hablado de un “presupuesto histórico para sanidad, con más de 8.100 millones de euros”. Sin embargo, los primeros análisis no terminan de compartir esa visión.

Pese a que no se conocen los detalles del presupuesto sanitario, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) ya habla de unas cuentas “ridículas”. “Por dos motivos”, avanzan.

El primero de ellos: “Es menos dinero de lo que realmente se gastó en 2017 (8.100 millones que se presupuestan ahora versus 8.159,7 que realmente se gastaron en 2017”. Y el segundo: “Es mucho menor de lo que previsiblemente se gastará en 2018 (sobre los 8.400 millones).

No son los únicos datos que no terminan de convencer al colectivo. Según recuerda la ADSPM, se está ante un presupuesto per cápita de 1.236 euros. Aún lejos del presupuesto promedio en 2018 de las comunidades autónomas que se situó en 1.403,53 euros.

“Si se aprueban estos presupuestos no solo existirá una notaria insuficiencia financiera que generará recortes y probablemente deuda, sino que situará a la sanidad pública madrileña a la cola de las comunidades autónomas”, analizan desde la ADSPM.

De hecho, pese a esa falta de conocer los detalles del presupuesto, el colectivo avanza que “es evidente” que con estos números “no se podrán hacer las inversiones que necesitan los centros públicos, ni se recuperará el empleo perdido, ni podrá mejorar la asistencia sanitaria”.

En este sentido, la ADSPM reclama que la Comunidad de Madrid fije unos presupuestos “mínimos” para la sanidad pública de 9.000 millones “para empezar a recuperar la situación en la que nos han dejado años de recortes y privatizaciones”.

La crítica de la oposición

Sin embargo, esta asociación no es la única que ha salido a valorar el presupuesto sanitario acordado esta semana entre PP y Ciudadanos. La oposición ha hecho lo mismo.

Mónica García, portavoz de Sanidad de Podemos en la Asamblea de Madrid, ha destacado que la cifra presupuestada “no va a aumentar ni siquiera el IPC”. Respecto a los 179 millones fijados para infraestructuras, la diputada ha sostenido que estos números “son casi 100 millones menos que 2008”.

En cuanto a los 63 millones que Ciudadanos y PP han fijado para las listas de espera, García denuncia que “en el 2017 se presupuestaron 51 millones y desaparecieron 50”.

Por su parte, José Manuel Freire, portavoz de Sanidad de PSOE en el Parlamento madrileño, también ha hablado del engaño de estos presupuestos: “La realidad es que la sanidad de Madrid empezará 2019 con 59,7 millones menos de los que necesitó en 2017”.