Sordo aclara que aún “no hay un acuerdo cerrado” para subir el SMI

Unai Sordo, secretario general de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras

Unai Sordo, secretario general de la Confederación Sindical de CCOO

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha aclarado esta mañana que “en este momento no hay un acuerdo cerrado” para la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), que en principio se situaría en 15 euros a partir de este mismo mes de septiembre.

“Estamos hablando, seguimos negociando y trabajando en el mismo”, ha explicado Sordo durante una intervención con motivo del 12º Congreso confederal del sindicato. “Ahora mismo con CCOO no hay acuerdo. Estamos intercambiando documentos y niveles de concreción de la propuesta para 2021”.

Para el secretario general de CCOO, la clave de cerrar este acuerdo pasa por “concretar lo más posible” la senda de subida del salario mínimo, con el objetivo de que “quede nítidamente reforzada” la idea de que en 2023 se alcance un 60% del SMI. “Si podemos concretar esos compromisos habrá un acuerdo”, ha avanzado. De no ser así, el sindicato ha recalcado que “en ningún caso” va a aceptar la subida de 15 euros.

Sordo, que ha aprovechado su intervención para anunciar que presentará su candidatura para ocupar el cargo de secretario general durante otros cuatro años, ha hecho estas declaraciones después de que se filtrase un principio de acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos para elevar el SMI en 15 euros desde el 1 de septiembre.

El compromiso del Gobierno incluiría además una nueva subida del salario mínimo a partir de enero hasta alcanzar una cuantía de 1.000 euros al mes, lo que se traduciría en un aumento de otros 35 euros dentro de tres meses. El 1 de enero de 2023, la intención es alcanzar el 60% del salario medio, calculado en el entorno de los 1.050 euros.

Del acuerdo se desmarca en todo caso la CEOE, que desde el primer momento se ha mostrado contraria a una subida. La actitud de la patronal ha sido censurada por Sordo, que cree que “no es un buen precedente” dadas las “negociaciones complejas” que se acercan en las próximas semanas, y que incluyen la prórroga de los ERTE y la reforma laboral. No obstante, “no tiene por qué contaminar el resto de las negociaciones”, ha aclarado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA