Se disparan las dudas por el modelo de Cifuentes para fichar a nuevos gerentes de hospitales

Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

María Codesido y Rodolfo Antuña no salieron de la sanidad pública madrileña por la puerta grande. La primera de ellas fue gerente del Hospital Gregorio Marañón hasta que se detectó que había 81 enfermos ingresados en habitaciones con tres camas tras incumplir la instrucción para que se retirara “físicamente” dichas camas; el segundo, Antuña, fue cesado como gerente del Hospital de La Princesa tras conocerse que, a su vez, mantenía una empresa que se dedica a la correduría de seguros de salud. Dos puestos directivos y dos grandes hospitales madrileños descabezados.

En ese momento, Cristina Cifuentes lanzó una exclusiva en un Pleno de la Asamblea de Madrid tras recibir las críticas de la oposición: “Vamos a nombrar por concurso (de méritos) a los nuevos gerentes de La Princesa y Gregorio Marañón”. De esta manera, la Comunidad de Madrid se convertía en pionera en esta técnica a la hora de escoger a los altos directivos de un hospital.

De hecho, el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, en un desayuno informativo celebrado el pasado 29 de junio, tal y como recogió Europa Press, celebraba esta novedad: se iba a lanzar también una ley que pretende “profesionalizar todos los cargos directivos”, por lo que los gerentes de los hospitales no podrán ser nombrados “por simpatía o por empatía, sino por su formación, experiencia y validez” mediante un concurso público. “La previsión del departamento que dirige Jesús Sánchez Martos es que en el plazo de un mes pueda estar listo este concurso de méritos, según exponen fuentes de la Consejería”, completaba la agencia de noticias en otro teletipo.

¿Un nuevo tiempo?

Finalmente, este miércoles 9 de agosto se conocía los nombres de los dos máximos directivos de estos centros ‘descabezados’: Joseba Andoni Barroeta Urquiza ha sido propuesto como nuevo director gerente del Hospital Universitario Gregorio Marañón; Fidel Illana Robles, para ser director gerente del Hospital Universitario de La Princesa. “Quiero destacar que es la primera vez, la primera, que en dos hospitales públicos de Madrid se eligen a los gerentes a través de un concurso público, abierto, que ha primado la profesionalidad, el mérito y la transparencia”, ha recordado Cifuentes tras hacer el nombramiento.

Es más, en la nota de prensa emitida por la Comunidad de Madrid, se ha incidido en que la elección se ha llevado a cabo por un “modelo de valoración del mérito y la capacidad que pone fin al sistema de libre designación”. No obstante, los documentos oficiales no terminan de ir por esa dirección, tanto para el Gregorio Marañón como para la Princesa. Según aparece en la resolución de 7 de junio de 2017, de la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales, la convocatoria pública para “la provisión de puestos directivos vacantes” se ha lanzado por el “sistema de Libre Designación”.

“Esto es un paripé”

Y las diferencias entre “Concurso de méritos” y la “Libre Designación” son notables. De hecho, la propia Comunidad de Madrid recalca que este segundo método es algo “excepcional” para la “provisión de puestos de trabajo”. “Son dos sistemas que se contraponen”, define Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS, en declaraciones a ElBoletín.com. “Desconocemos cómo fue selección pero la convocatoria de gerentes era de Libre Designación, no un concurso de méritos”, aseveran también desde AFEM.

“La ‘libre designación’ se haga como se haga, se vista como se vista, es un nombramiento a dedo. Con lista de candidatos, pero a dedo”, reprocha Ezquerra ya en su cuenta personal de Twitter. A pesar de que en las bases del concurso por este polémico sistema se apunta la necesidad de acreditar una serie de “criterios” que luego evaluará una Comisión de Valoración, el secretario general de AMYTS, expone que es todo un “paripé” para “dar publicidad” y vender “la profesionalización” ya que ni tan siquiera se especifica cuánto se valora cada ‘mérito’. “Ellos lo guisan, ellos se lo comen, ya que el mérito no se puede cuantificar”, completa a este medio.

Y es que, como ha publicado la Comunidad de Madrid, la Comisión de Valoración que escuchará a los candidatos está compuesta casi en su totalidad por altos cargos de la Consejería de Sanidad: por el viceconsejero de Sanidad; el director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria del Servicio Madrileño de Salud; el director general de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del Servicio Madrileño de Salud y por la gerente asistencial de Atención Hospitalaria del Servicio Madrileño de Salud. Tan solo se ha escogido a un catedrático de Medicina Preventiva y Salud Publica.

Las dudas de la oposición

Por ello, como se aprecia en numerosas ocasiones en los documentos oficiales, el sistema elegido no ha sido otro que el de la “Libre Designación” donde la Comisión de Valoración es ‘de la casa’, tal y como también ha criticado Ciudadanos en El País. “¿Quién forma ese Consejo de Valoración? ¿Qué criterios ha seguido?”, critican desde la formación. Mientras tanto, la Comunidad de Madrid está tramitando la ley de profesionalización de la Sanidad para acabar con los nombramientos ‘a dedo’ de gerentes.

La petición de esta nueva ley tiene unos puntos imprescindibles para la organización naranja como es que los nuevos gerentes seannombrados por el personal de los mismos, con participación del SERMAS, y por integrantes de la sociedad civil con conocimientos en medicina y enfermería. Algo que no se ha cumplido en esta elección. Y, aunque la ley aún no es una realidad, la Consejería de Sanidad ha asegurado que ya se ha utilizado “el espíritu” de la nueva norma que se está gestando ya que, según afirman, “se han tenido en cuenta el proyecto técnico, el currículum, las entrevistas…”.

Una afirmación de la que desconfían también otros partidos como Podemos y PSOE. Mónica García, portavoz del partido morada en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, también carga contra este sistema. Según la diputada, esta maniobra no es más que «ponerse el traje de la transparencia y los méritos para elegir de facto ‘a dedo'», algo que «es muy del PP». «Antes la consejería elegía gerentes,ahora elige al tribunal que elige a los gerentes. El ‘dedo’ lleva guante.Good bye profesionalidad», lamenta García, que considera que el ‘modelo Madrid’ (como lo ha titulado Cifuentes) «es el de gerentes sumisos,sin capacidad de cambiar nada y que gestionan de espaldas a los hospitales que lideran».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA