Sanidad retrasa cuatro semanas la decisión sobre la segunda dosis de AstraZeneca

Antonio Zapatero

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero. (Foto: Comunidad de Madrid)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comisión de Salud Pública ya se ha posicionado sobre qué pasará con aquellas personas menores de 60 años con la primera dosis de AstraZeneca. ¿El resultado? Tendrán que esperar cuatro semanas. Por entonces ya se conocerán los resultados del ensayo ‘Combivacs’, que estudia si es seguro inocular con Pfizer a este colectivo.

La Comisión, en la que se encuentran representadas las autonomías y Sanidad, ha acordado hoy ampliar de 12 a 16 semanas el intervalo entre la primera y la segunda dosis de AstraZeneca para este colectivo. Esta medida, explica en una nota, “permitirá disponer de más información para poder tomar una decisión que garantice la seguridad de la vacunación teniendo en cuenta el mejor conocimiento disponible”.

“Se podrán así revisar”, continúa, “los datos de farmacovigilancia que se vayan publicando” respecto al uso de la segunda dosis de AstraZeneca en este grupo de edad y “la nueva evidencia” sobre la utilización de una vacuna diferente a quienes hayan recibido la primera dosis de este suero. Además, este órgano destaca que se contará con los resultados del estudio de intercambiabilidad de dosis de la Universidad de Oxford y de otros ensayos clínicos como el que se ha iniciado en España por parte del Instituto Carlos III.

Críticas de Madrid: “Estamos perdiendo el tiempo”

Antes de que la Comisión de Salud Pública anunciara esta decisión, ya lo había desvelado la Comunidad de Madrid. Lo hacía el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, que se mostraba muy crítico. El Gobierno regional, exponía, “se ha manifestado claramente en contra de que la estrategia nacional de vacunación sea detenida por este ensayo”.

“¿Qué pretendemos conseguir con el estudio?”, se preguntaba Zapatero, que señalaba que, si se busca eficacia y seguridad, ambas ya existen. “No sé qué resultados vamos a obtener que no sepamos hasta el momento”, destacaba en su habitual comparecencia de los viernes para informar de los datos del covid.

Según el viceconsejero, si el objetivo es tener más seguridad, “teniendo en cuenta que se han producido 70 casos de trombosis con 20 millones –de dosis-, probablemente no se produzca ningún evento adverso de seguridad y eso no me va a aportar absolutamente nada”.  “¿Desde el punto de vista metodológico tienen algún valor?”, continuaba Zapatero, que se oponía a que esto pueda “condicionar la estrategia de vacunación”.

“Estamos perdiendo el tiempo”, insistía el responsable del Plan Covid de la Comunidad de Madrid, que remarcaba la posición del Gobierno autonómico. “No podemos compartir de ninguna de las maneras que en base a semejante estudio se pueda detener la estrategia de vacunación en el país”.