Sánchez secunda la versión polaca para el arresto y aislamiento del periodista Pablo González

Pedro Sánchez

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha asegurado este miércoles en relación con el periodista Pablo González, detenido el 28 de febrero en Przemysl (Polonia) acusado de espionaje mientras cubría las guerra de Ucrania, que su Gobierno «respeta» a la Justicia polaca, igual que pide respetar a la Justicia española.

En una rueda de prensa en Varsovia con motivo de la XIV Cumbre Hispano-Polaca, Sánchez ha admitido que «ha tenido ocasión de poder hablar» sobre este asunto con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, y ha agradecido la «colaboración del Gobierno polaco a este respecto».

El presidente del Gobierno ha señalado que Pablo González «recibe asistencia consular como cualquier otro ciudadano español en esta situación»

Pablo González
Pablo González

El presidente del Gobierno ha señalado que Pablo González «recibe asistencia consular como cualquier otro ciudadano español en esta situación» y ha destacado que el cónsul, que le ha visitado «personalmente en varias ocasiones», lo ha encontrado bien y está en contacto con su familia. Además, ha agregado que la Embajada está «pendiente de esta situación y recibe toda la información disponible».

ALBARES, EN CONTACTO CON SU HOMÓLOGO POLACO

Dicho esto, ha asegurado que es «evidente que este es un asunto que está en manos de los tribunales polacos». «Y el Gobierno de España lógicamente lo que hace es respetar el Estado de Derecho de Polonia y, por lo tanto, a la Justicia polaca, igual que pedimos siempre respetar a la Justicia española y la de cualquier país de la UE», ha declarado.

Sánchez ha indicado que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, está en contacto con su homólogo polaco

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares / Foto: Alejandro Martínez Vélez – Europa Press

En todo caso, Sánchez ha indicado que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, está en contacto con su homólogo polaco para hacer «un seguimiento del tema y para prestar apoyo a la familia del español, que está ahora mismo sometido a juicio».