Sánchez se planta ante Bruselas por el gas: “No podemos aceptar imposiciones sin debate”

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la reunión del Comité Federal. (Foto: Eva Ercolanese/PSOE)

El Gobierno se planta ante la propuesta de Bruselas de reducir el consumo de gas frente a una posible escasez del suministro en los próximos meses. Así lo ha reiterado Pedro Sánchez, quien ha dejado claro que “no podemos aceptar imposiciones sin debate, sin consulta”. Según ha advertido el jefe del Ejecutivo ante la plana mayor del PSOE, esta disminución del 15% que plantea imponer Europa podría tener un “efecto lesivo” para el tejido industrial del país.

La propuesta de Bruselas de que los países reduzcan su consumo de gas “no tiene en cuenta la situación de partida de cada uno de los Estados miembro”, ha explicado el presidente del Gobierno durante su intervención en el Comité Federal del PSOE, que ratificará los cambios en el seno del partido anunciados estos días.

“En nuestro caso”, ha destacado Sánchez, “es el resultado de todos los esfuerzos históricos realizados a lo largo de las últimas décadas para el despliegue de infraestructuras de gas natural licuado y para la diversificación de fuentes que garantizan el suministro nacional en los escenarios más adversos, incluso, en situaciones como las actuales”.

Según el presidente, el Ejecutivo de coalición “trabaja para aumentar su contribución de solidaridad europea, compartiendo nuestras infraestructuras de regasificación y enviando todo el gas y electricidad que podamos”. Eso sí, ha insistido en que España defenderá sus intereses “frente a soluciones impuestas, que además no son eficaces”.

Tras esto, ha mostrado su convencimiento de que en los próximos días se llegará a un acuerdo “equilibrado” que garantice el suministro de gas a todos los Estados miembro. Un pacto que España espera que no pase por la reducción del 15% del consumo anunciada por Bruselas, que Moncloa rechaza de lleno.

España no es el único país con esta postura. Portugal, Grecia e incluso Italia rechazan esta medida que se discutirá la semana que viene en la reunión de ministros de Energía de la UE.

La banca y las energéticas no podrán revertir sus nuevos impuestos en los ciudadanos

Asimismo, Pedro Sánchez ha confirmado que en los próximos días los dos socios de la coalición de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, registrarán una proposición de ley para la aprobación del impuesto a las grandes empresas energéticas y a las entidades financieras. En el texto se prohibirá que estas compañías trasladen el coste de estos tributos a los ciudadanos.

“Pedimos a las grandes empresas que cualquier beneficio indirecto de esta situación no engorde los beneficios ni derive en sobresueldos de los máximos directivos”, ha defendido Sánchez, quien ha recordado que estos impuestos ya existen en otros países, como Reino Unido, Italia o Bélgica. “No vamos a permitir que el sufrimiento de muchos sea el beneficio de unos pocos”, ha proclamado, y ha retado a la derecha a posicionarse al respecto.

“Nos toca ir a por todas”

Antes de concluir su discurso, el secretario general del PSOE ha llamado a los suyos a “ir a por todas” ante el calendario electoral que se avecina, que pasa por comicios municipales y alguna cita autonómica en 2023. La “prioridad” del partido, ha señalado, debe pasar por ganar estas elecciones.

“Toca meter una marcha más, queda año y medio para generales y muchos retos”, ha remarcado Sánchez, quien ha citado, por ejemplo, la aprobación de los Presupuestos, el final de la guerra en Ucrania, solucionar el problema de una inflación “desbocada” o los mencionados comicios.

Evita hablar sobre los cambios

A lo largo de toda su intervención ha evitado hablar sobre los nuevos nombramientos en el seno del PSOE. Únicamente se ha limitado a agradecer la labor a aquellos dirigentes ‘salientes’, como Adriana Lastra, Felipe Sicilia o Héctor Gómez. Asimismo, ha instado a los ‘nuevos’, en referencia a María Jesús Montero, a Pilar Alegría y a Patxi López, a trabajar. Ni una explicación sobre los motivos por los que ha decidido llevar a cabo esta profunda remodelación.