Sánchez reivindica en EEUU el español como lengua de «futuro» y «el mejor embajador comercial y de libertades»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la ministra de Industria, Reyes Maroto. - MONCLOA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la ministra de Industria, Reyes Maroto. - MONCLOA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado este jueves en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) el español como una lengua «de progreso, modernidad, futuro y emprendimiento», y también de «ciencia» y «tecnología», y el mejor «embajador comercial» y » de libertades» y, por ello, ha defendido la necesidad de «protegerlo» y «darlo a conocer».

«El español es tal vez la lengua más viva del mundo», ha asegurado el presidente durante la conferencia ‘Presencia del español y sus culturas en Estados Unidos’, en la que ha participado la ganadora del primer Premio Ñ del Instituto Cervantes para reconocer la labor del hispanismo, la hispanista Barbara Fuch, presidenta de la Modern Language Association y profesora de UCLA.

El jefe del Ejecutivo ha comenzado su intervención en inglés, pero pronto ha cambiado al español, y ha destacado «el importante papel» de esta lengua en Estados Unidos y, en especial en California. «El español ha dejado de ser lengua foránea para ser lengua nativa», ha asegurado.

EL ESPAÑOL, «PATRIMONIO COMPARTIDO A AMBOS LADOS DEL ATLÁNTICO»

«Nuestra lengua y las culturas asociadas a ellas, en plural, son patrimonio compartido a ambos lados del atlántico que nos pertenece a todos y que debemos proteger y dar a conocer entre todos», ha enfatizado.

Además, ha querido hacer hincapié en que, además, el español representa a su juicio una herramienta de «futuro» y una «lengua de ciencia y tecnología». «A menudo solemos hablar del pasado que nos une, pero cada vez más el futuro tiene que articular nuestras conversaciones», ha defendido, antes de señalar que el español se habla «en todas las industrias punteras».

«Vivimos tiempos de grandes y veloces transformaciones y el español es nuestra mejor embajador comercial, de libertades y cultural», ha asegurado, antes de señalar que es una lengua a la que le «sienta bien el mestizaje» y, quizás, «la más viva del mundo».

Sánchez ha querido dedicar parte de su agenda de su gira en Estados Unidos a promocionar el español, justo una semana después de que el Gobierno haya aprobado la creación de la sede del Instituto Cervantes en Los Ángeles, en un afán de convertirlo en «la casa del hispano» en esta región.

En su intervención, el presidente ha destacado que el español es la segunda lengua más hablada de Estados Unidos, con 60 millones de hablantes, y además, es el idioma más estudiado en todos los niveles de enseñanza. Con estas cifras, se espera que en 2060 sea el segundo país hispanohablante del mundo, después de México, según ha recordado.

Durante el acto también ha tomado la palabra el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, quien ha asegurado que «el Español es Europa» y es «Estados Unidos», y ha abogado por promoverlo desde un «sentido de pertenencia que se aleje al mismo tiempo de la soledad desamparada de los desarraigados y de las tentaciones de los instintos supremacistas».

También ha destacado la figura de Luis Cernuda, uno de los grandes poetas españoles que durante su exilio tras la Guerra Civil fue recibido «con hospitalidad» entre otros lugares, en la UCLA. De él ha ensalzado que se «enfrentó a la patriotería hostil obscena de la identidad supremacista».

Por su parte, la hispanista Fuch ha lamentado que a pesar de la importancia presencia del español en Los Ángeles, todavía siga siendo «discriminado», y ha defendido la necesidad de reivindicar a los clásicos, como el dramaturgo Lope de Vega, y «dar al teatro hispánico el lugar que merece». «En lugar de tanto ‘Shakespeare in the park’, por qué no un ‘Lope in the park'».

El acto ha comenzado con unas palabras de bienvenida del rector de la UCLA, Gene Block, destacado que el español comenzó a hablarse en el Estado de California antes que el inglés, y ha asegurado que tanto España, como el español, tienen un enrome impacto en esta zona y también en la Universidad de California, donde cada vez es mayor el número de estudiantes con origen latino.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA