Sánchez Martos asegura que «nadie duerme mejor por tener un buen sueldo»

Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid

Una reprobación histórica –la primera en la Asamblea de Madrid-, varias polémicas y múltiples peticiones de dimisión han sido algunas de las piedras que han acompañado a la mochila de Jesús Sánchez Martos durante su etapa al frente de la Consejería de Sanidad. Este sábado, Cristina Cifuentes aceptaba la petición de salida del ya exconsejero de Sanidad y este martes ha trascendido el principal motivo que ha llevado al dirigente madrileño a tomar dicha decisión: la losa de la reprobación.

Sánchez Martos ha admitido que su salida de la Consejería de Sanidad se debe a la unión de Podemos, PSOE y Ciudadanos para reprobar su gestión sanitaria. Aun así, el popular ha apuntado que también lo hace para evitar que su familia sufra y que el propio Gobierno de Cifuentes “deba estar aguantando la misma canción cada jueves” en un Pleno. Pese a ello, ha reconocido que le “hubiera encantado estar 20 años o 40 en la mejor Sanidad del mundo”.

Pero los votos en dicha reprobación cayeron fulminantemente en la mente de Sánchez Martos: “Cuando una asamblea reprueba a un consejero por mayoría, aunque no sea vinculante, y veo cómo mi familia sufre y el propio Gobierno debería estar aguantando la misma canción todos los jueves pedí a la presidenta que cuando pudiera me relavara del puesto porque lo que tenía que hacer es vivir con mi familia”.

Yo no creo que la gente duerma mejor con un mejor sueldo

A pesar de las críticas recibidas durante su mandato que derivaron en dicha reprobación, el exconsejero de Sanidad ha aplaudido su gestión al entender que “ha cubierto un espacio importante” con varias leyes puestas en marcha como la de la Muerta Digna, la de la Farmacia o la de Sanidad Pública. “Nunca pensé que tuviera la suerte de poder representar a 78.000 profesionales y a la mejor Sanidad del mundo. Eso es lo que me llevo. Me llevo haber podido ayudar a los madrileños y a recordarles una vez más que la madrileña es la mejor sanidad del mundo”, ha sentenciado, tal y como ha recogido Europa Press.

Unas muestras de agradecimiento en las que Cifuentes ha tenido gran protagonismo por haber apostado por “un humilde médico y profesor” para dirigir la sanidad madrileña. Por eso, Sánchez Martos se va “feliz y satisfecho” a su nuevo puesto de trabajo: a la fundación pública para el Conocimiento Madri+d. Un traslado en el que espera no defraudar a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

La polémica del sueldo en su nuevo puesto

“Ahora tengo que demostrar que soy la persona adecuada y nos veremos a la Asamblea porque Podemos ha pedido mi comparecencia. Me voy a estudiar porque como no estudie me seguiré llevando descalificativos e insultos. Lo dije como consejero y lo digo ahora: algún día tendrá que cambiar el reglamento de la Asamblea para evitar insultos y faltas de respeto porque en la Asamblea se debe debatir y no discutir, que son dos conceptos totalmente diferentes que voy a defender con la elegancia que he tenido siempre con la oposición”, ha declarado.

En cuanto a las múltiples críticas por su nombramiento como director, sobre todo por la retribución de 82.000 euros anuales que va a cobrar, Sánchez Martos ha querido restar hierro al asunto. “Yo no creo que la gente duerma mejor con un mejor sueldo, como ustedes han dicho y siguen manteniendo”, ha apostillado. Y es que para el dirigente lo “más importante” tiene que ver con “la ilusión, tener 64 años y una trayectoria que ha sido total y absolutamente reprochable, en la Sanidad, como la Educación y la investigación”.

Vine siendo Jesús, he sido Jesús y me voy siendo Jesús. Llegué sin ruidos y me voy sin ruidos y agradecido a la mejor presidenta

Respecto a la rápida asignación que ha recibido (en menos de 48 horas ya tenía un nuevo puesto público), Sánchez Martos ha trasladado esta cuestión “al consejero de Educación, que es el presidente del patronato de la fundación”. “He sido propuesto con esta currículum tan malo que han dicho», ha ironizado para completar que, en todo caso, «es un problema de cada cadena y cada periodista, pero no voy a valorar ni poner en tela de juicio el voto de patronato y fundación, a quien le debo lealtad total y absoluta”.

Los halagos al nuevo consejero

Asimismo, el popular también ha tenido palabras para su sucesor al que le ha deseado “mucho éxito y suerte”, aunque, a su entender, no lo necesitará porque “lo tiene todo” para conseguirla”. “Tiene los mejores gerentes, los mejores directores de centro de salud y profesionales y un gran equipo de gestión que dejo con lágrimas cuando me despedía de ellos ayer. Tenemos la mejor sanidad del mundo”, ha afirmado.

Por último, el exresponsable regional de Sanidad ha celebrado que Ruiz Escudero, además de ser médico “ha tenido un talante político que él no he tenido”, algo que para él es determinante “Porque creo que para ser consejero hay que tener talante político. Ya ha dicho la propia presidenta que mi carácter y mi forma de ser no lo voy a cambiar con 64 años. Vine siendo Jesús, he sido Jesús y me voy siendo Jesús. Llegué sin ruidos y me voy sin ruidos y agradecido a la mejor presidenta”, ha concluido tras recalcar que “seguramente esta noche dormiré mucho mejor porque seré mucho más feliz” por los halagos recibidos de Cifuentes.