Sánchez y Casado tiran de Rivera y Zapatero para su cruce de reproches en el Congreso

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso. (Foto: Congreso)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Se le está poniendo cara de Albert Rivera”. Esto es lo que ha pensado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando ha escuchado al líder del PP, Pablo Casado, en la sesión de control en el Congreso. Un ‘cara a cara’ que ha estado marcado por los resultados de las pasadas elecciones en la Comunidad de Madrid y el Covid-19. El jefe del Ejecutivo ha defendido la campaña de vacunación y ha reiterado que el estado de alarma “es el pasado”. Algo ante lo que el popular le ha recriminado que su “empecinamiento cuesta vidas”. Y es que, ha insistido en la necesidad de una ley de pandemias.

“Le miro, le escucho y pienso que la historia se repite, se le está poniendo cara de Albert Rivera”, ha afirmado Sánchez, que ha defendido que las “urgencias” del PP “no son las de los españoles”. Tras enumerar las elecciones que se han sucedido en los últimos años, el presidente ha señalado que “lo que necesita España es estabilidad política”. Por ello, ha insistido en que agotará la legislatura. No se adelantarán las generales.

Dicho esto, Sánchez ha reiterado que “el estado de alarma es el pasado, hay que mirar al futuro y el futuro se llama inmunidad de grupo y quedan 98 días” para lograrla. Además, ha apuntado que la primera semana de junio se espera que 10 millones de ciudadanos tengan ya la pauta completa.

Ante esto, Casado también ha tirado de comparaciones y ha respondido que “se le está quedando cara de Zapatero”. Tras esto ha vuelto a reclamar una ley orgánica para limitar derechos fundamentales, ya que “las autonomías ya no pueden hacer nada”. “Con tal de no dar su brazo a torcer puede llevar la contraria a ministros, a barones, a sus socios de Gobierno, al Consejo de Estado, a los jueces e incluso a sanitarios”. Para el popular Sánchez “es un pato cojo” y le ha pedido que “deje de meter la cabeza en el suelo como un avestruz”. El líder del PP le ha instado a ser valiente, porque “su empecinamiento cuesta vidas”.

Previamente, y para comenzar la sesión, Casado ha sacado a colación los resultados electorales del pasado 4 de mayo. “Ha conseguido el peor resultado de la historia del PSOE en Madrid, y eso haciendo trampas con el CIS, con el BOE y ocultando el sablazo fiscal”, ha asegurado el popular. “Para resumir”, ha remarcado, “el presidente del Gobierno ha sido ‘sorpasado’ por Errejón en la capital, y eso no hay primarias andaluzas que lo tapen”. Lo que no ha dicho el dirigente popular es que ni Sánchez ni Errejón se presentaban en esta cita en las urnas. Lo hacían Ángel Gabilondo y Mónica García.

Además, ha reiterado la necesidad de que se convoque ya el debate sobre el Estado de la Nación y se apruebe un ‘plan b’ tras el fin del estado de alarma el pasado domingo.